fbpx

Los cazadores piden retirar casi la mitad de los artículos del reglamento de la Ley de Caza de CLM

La Federación de Caza y Aproca presentan alegaciones a 59 de los 136 de un borrador que consideran muy lesivo para el futuro de la caza en la región.

El rechazo del sector cinegético de Castilla-La Mancha al borrador del reglamento de la ley de caza se ha plasmado en las alegaciones presentadas. Y es que la Federación de Caza de Castilla-La Mancha y Aproca han registrado iniciativas para modificar 59 de los 136 artículos de la propuesta de la Administración, lo que supone enmendar más del 40% del texto.

Para estas entidades, «se trata de un reglamento de caza que a fecha de hoy es muy lesivo para los intereses del sector y para el futuro de la caza en la región», por lo que es «imprescindible que sufra una modificación profunda antes de ser aprobado». Precisamente por eso ya han mantenido un primer contacto con la Dirección General de Medio Natural y Biodiversidad en una reunión en la que también participaron Ademac y ASAJA y en la que se hizo un primer análisis del articulado del borrador. 

Entre los aspectos más negativos del reglamento destaca el caso de la munición de plomo, ya que el texto que ha puesto sobre la mesa la Junta pretende limitaciones que superan ampliamente el marco europeo, al tiempo que se contempla una definición de humedal muy alejada de la realidad y que en la práctica haría inviable el uso del plomo para la caza. Todo ello sin establecer periodos transitorios, sin llevar a cabo un estudio sobre las consecuencias económicas de la medida, sin valorar la falta de alternativas y sin tener en cuenta que el marco general normativo -la propia ley autonómica- no hace referencia alguna a este asunto.

Por otra parte, el reglamento propuesto por la Junta «criminaliza a los cazadores, ya que considera a los titulares de cotos responsables de delitos cometidos en sus terrenos, aunque no se haya identificado al autor, e incluso apunta a que las sociedades de cazadores deberían poder obligar a los agricultores a realizar determinadas siembras según las necesidades de la fauna». Además, este borrador es «excesivamente intervencionista por parte de la Administración, con exigencias documentales desorbitadas y planteando incluso posibilidad de quitar la gestión del coto a su titular».

La Federación de Caza y Aproca esperan que la disposición manifestada por la Administración se vea materializada atendiendo las aportaciones de estas entidades, puesto que el borrador propuesto contiene determinadas cuestiones que no cuentan con la aprobación del sector.