Animalistas le cortan los testículos a un corzo y lo convierten en un monstruo

Comparte con tus amigos










Enviar

Un santuario animalista de Barcelona ha castrado a un corzo y le ha provocado un desarrollo de la cuerna «desproporcionado». Según han declarado en las redes sociales, lo operarán de nuevo para «ponerle un implante hormonal» e intentar quitarle toda la borra. 

31/5/2019 | Redacción JyS

santuario animalista castra corzo
Publicación del santuario en Instagram.

Reserva Wild Forest, un santuario animalista situado en el Parque Natural de Montserrat, ha publicado en su perfil de Instagram la instantánea de un corzo al que aseguran haber castrado. Esto ha provocado que su cuerna se desarrolle de manera desproporcionada, generando borra –de la que no se puede desprender– de manera continua. Ahora dicen que lo operarán de nuevo para «ponerle un implante hormonal» e intentar quitarle toda la borra.

«Hoy toca intervenir a Bambi. Como podéis ver en la foto le ha crecido una cantidad de borla desproporcionada en sus cuernas que le crea mucha incomodidad y puede acabar tapándole los ojos», comienzan relatando en el mensaje que desde el santuario han compartido en Instagram y refiriéndose a la ‘borra’ o ‘correa’ del animal. «Nos dimos cuenta hace unos meses que después de la castración sus cuernas empezaban a crecer mal», continúan diciendo y aseguran que fue entonces cuando comenzaron a «investigar». Poco después, advertían haberle provocado una «malformación» por lo que, según publican en el mismo mensaje, van a «ponerle un implante hormonal (…) y a sacar toda la borla para que no se complique». 

Ante el evidente desconocimiento de la biología de los animales que albergan en su centro, un usuario cuestionó el trabajo de los veterinarios y preguntó si estaban especializados en cérvidos o no. Desde otro perfil, quien dice ser su pareja, pregunta por qué lo han eliminado y bloqueado. Otros usuarios también han cuestionado el modo de proceder del santuario: «Sinceramente, para eso es mejor que lo soltéis a su suerte, ¿cómo podéis mutilar con esa normalidad?», ha espetado uno; «No sé quién fue el “profesional” pero me parece algo súper básico», dice otra; «Qué pena que el pobre animal tenga que pagar los errores de unos incompetentes», argumenta una más. 

Ahora dicen que «debido a que esto puede pasarle a cualquier otro ciervo» han decidido que ya no castrarán más, «en su lugar haremos vasectomia», han afirmado.

La ignorancia de otro grupo animalista que podría haber provocado la muerte de un corcino

corcino
Imagen del corcino trasladado en un transportín. / Facebook

El grupo animalista ‘Santuario León Vegano’ capturó un corcino en agosto de 2017 en la provincia de León, según su propio testimonio en redes sociales, asegurando que lo habían «rescatado de la caza». El animal fue encontrado supuestamente en una cuneta, y la organización animalista no dudó en publicar los hechos en redes sociales.

Sin embargo, lejos de rescatarlo, lo que habrían hecho es un acto irresponsable que podría costarle la vida al pequeño corcino. Durante las primeras semanas de vida, las crías de corzo permanecen solas, agazapadas entre la vegetación del lugar en el que nacen. Se trata de un mecanismo de defensa, que los animalistas que lo capturaron debían desconocer. Aunque parezca que están abandonados por sus madres, la realidad es que estas nunca los pierden de vista y vuelven cada poco tiempo para comprobar que todo va bien. El simple hecho de acercarse y tocarlos puede provocar que la madre los rechace o, incluso, delatar su posición a otros depredadores.

Publicaciones eliminadas y viaje del corcino a la Reserva Wild Forest

Según pudo saber poco después Jaraysedal.es, el corcino habría viajado desde León hasta Madrid, para posteriormente emprender el viaje final hasta las instalaciones de Reserva Wild Forest, los mismos que ahora han castrado al corzo protagonista de esta noticia, demostrando una vez más el desconocimiento sobre la fauna de este tipo de ‘santuarios’.

Nada más llegar el corzo lo mostraron en sus redes social para ver si alguien lo quería apadrinar, acompañando el post del hashtag #stopcaza. Ante las continuas denuncias que recibieron en ambas páginas de Facebook por parte de cazadores y habitantes del medio rural, el ‘Santuario León Vegano’ decidió eliminar todas las publicaciones relacionadas con el animal en dicha red social, pero olvidó hacerlo en Twitter, donde sigue apareciendo un tweet que enlaza a la antigua publicación borrada.

corcino
Última publicación sobre el corcino en septiembre de 2017. / Facebook

Por su parte, la ‘Reserva Wild Forest’ contactó con esta web para asegurar que no era cierto que se hubiese recogido directamente del campo, como se podía interpretar del post original que fue eliminado por Santuario León Vegano. «El caso llegó a nosotros una vez una familia lo había tenido durante dos meses en su patio, después de cogerlo por desconocimiento. Por eso nuestra única labor, a partir de ese momento, fue hacer el traslado para traerlo a nuestro núcleo zoológico, y hacerle el saneamiento oportuno antes de dejarlo en semi-libertad»No obstante esta aclaración, difundida también a través de su perfil de Facebook, no sirvió para aplacar las críticas de algunos usuarios como R.G. que les recriminan haber ofrecido diferentes versiones: «Entonces no me ha quedado claro, ¿mataron a su mami los cazadores? ¿se encontró en una cuneta? ¿fue robado al monte? Cada vez dais una versión diferente y no me ha quedado claro… Dos meses en casa de una persona, siendo algo contrario a la Ley… ¿eso no lo denunciáis?»

Animalistas le cortan los testículos a un corzo y lo convierten en un monstruo
4.5 (89.41%) 17 voto[s]
Comparte con tus amigos










Enviar

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here