fbpx

El animalismo trae a España las «vigilias veganas» para «despedir» al ganado en el matadero

Pocos minutos antes de entrar a las industrias cárnicas, los animalistas cortan la carretera y obligan a detenerse a los camiones. En ese momento, acarician y susurran a los animales a modo de despedida.
19/1/2019 | Redacción JyS

Un momento de la «despedida» de los animalistas de los animales antes de entrar en el matadero. / YouTube

La nueva «ingeniosidad» del animalismo en España son las vigilias para «despedir» al ganado en el matadero. Se trata de una actividad que se venía llevando a cabo en Canadá desde hacía una década –y que está muy extendida en el mundo anglosajón- y que ahora ha llegado a España.
Los animalistas detienen a los camiones de ganado cortando la carretera para dar el último adiós a los animales que van a ser sacrificados. Pocos minutos antes de entrar a las industrias cárnicas, los acarician e incluso les susurran palabras al oído o les dan a beber.
Los animalistas graban y suben estos momentos a las redes con la idea de sensibilizar a los internautas y captar nuevas adhesiones, como hace unos días en Barcelona. «Son unos momentos de paz y comprensión humana antes de que salgan a trozos», comenta uno de los activistas en el vídeo que mostramos a continuación. 

Más «experiencias» veganas

Hace unos días, Jara y Sedal se hacía eco de la última ocurrencia del veganismo: fabricar morcilla con sangre humana. Durante el documental, una enfermera extrae una pequeña cantidad de sangre tanto al vegano como a la reportera de PlayGround –también vegana-. Posteriormente, un cocinero elaboraba la morcilla, mezclando el resto de los ingredientes con sangre humana y embutiéndolos en piel artificial, para que el alimento fuese totalmente apto para veganos.
Otro «rocambolesco» caso del animalismo lo protagonizó la vegana australiana Maria Strydom, que decidió escalar el Everest para demostrar que «los veganos podemos hacer cualquier cosa» y murió en el intento. El veganismo también ha dejado situaciones como la del perro que ridiculizó a su dueña en televisión comiendo carne o la jocosa parodia que explica qué sucedería si los que consumimos carne habláramos como los veganos.

Héctor Bellerín. / Sport

Las consecuencias de una dieta vegana también las sufrió, en un ejemplo más, el lateral español del Arsenal Bellerín, que se volvió vegano y su rendimiento bajóEste documental muestra, del mismo modo, las consecuencias de una dieta vegana. También en sus propias carnes ha vivido el animalismo la presión de las redes, como cuando explotaron contra la youtuber que obligó a llevar una dieta vegana a un zorro.

One Comment

  1. salvador gaviota

    Esto es fruto de la imbecilidad llevada al extremo; esto -en expresión bíblica-, no es más que la necedad de quien se ha configurado un mundo sin Dios.

Deja una respuesta