fbpx

Anarma señala que la ICAE quiere «lavar su imagen» tras la polémica de la prohibición de calibres

ANARMA responde así a un tuit de la cuenta no oficial de la Jefatura Superior de Armas y Explosivos (JAES) sobre la polémica prohibición de calibres.

Javier Fernandez-Caballero

La Asociación Naconal del Arma –Anarma– ha denunciado este viernes, 15 de enero, que la cuenta no oficial de la Jefatura Superior de Armas y Explosivos (JAES) de la que depende orgánicamente la Intervención Central de Armas y Explosivos (ICAE), ha emitido un comunicado en el que «vuelve a intentar blanquear su deteriorada y cuestionada imagen» tras la supuesta prohibición de calibres como el .30-06. «En Anarma tenemos claro que con el mismo pretenden huir de la polémica que les rodea, como presuntos instigadores de la nueva prohibición de calibres», defienden.

«Decimos instigadores, porque la ICAE no puede prohibir cartuchos específicos a civiles clasificándolos de guerra», señalan desde ANARMA en el comunicado remitido a esta revista. «Esa es una competencia exclusiva de la Dirección General de Armamento y Material (DGAM) del Ministerio de Defensa», explican. Lo que sí puede hacer es influir sobre la DGAM para que lo haga: «El problema es que el escándalo generado se les ha ido de las manos y ahora han decidido apartarse de la quema, dejando sola a la DGAM. Esperamos que la próxima vez, que este cuerpo del Ministerio de Defensa, tenga más cuidado con quién se junta», detallan.

«Desde 2011 hemos sufrido sus mentiras, dilaciones y desinformaciones»

En Anarma «no nos sorprende esta táctica de la ICAE, a través de la Comisión Interministerial Permanente de Armas y Explosivos (CIPAE), de lanzar la piedra y esconder la mano, les conocemos bien, llevamos años soportándolos», siguen lamentando. Desde el 2011, cuando prohibieron de facto el coleccionismo de armas, «hemos sufrido sus mentiras, dilaciones y desinformaciones. Es el problema de una institución que desconfía permanentemente de la ciudadanía legalmente armada y a la que considera presuntos delincuentes», critican.

En la reunión que ANARMA mantuvo con la DGAM el pasado 15/12/2020, el Coronel Juan Carlos París «admitió que se había iniciado un proceso de modificación de la lista de calibres de guerra prohibidos a civiles, a raíz de la aparición de un nuevo Reglamento de Armas» A ANARMA se les dijo que su listado de calibres filtrado «tenía algunos errores, pero que no se nos iba a dar información sobre los mismos. Que se había iniciado un proceso de consulta a las partes interesadas desde el Banco Oficial de Pruebas de Éibar (BOPE), de la cual parece que todavía nadie sabe nada. Pero que en cualquier caso, quien decidía el tema eran ellos y que no tenían que dar explicaciones de nada a nadie. Que los usuarios de armas no les importaban nada, si acaso algo el sector armero», añaden en el comunicado.

«En ANARMA no podemos permitir semejante atropello»

En Anarma «no podemos permitir semejante atropello y no solo solicitamos la retirada completa de la lista propuesta, sino que exigimos la derogación de la lista aprobada en el año 1993 por ser un absurdo legal. Ningún país europeo tiene una lista semejante, lo que se prohíbe son las puntas incendiarias, explosivas, trazadoras, perforantes, etc., algo que por otra parte ya sucede en nuestra normativa, pero nunca cartuchos concretos de arma larga. Es por ello, que nuestra organización, está agendando reuniones con varios partidos del arco parlamentario. Se hace necesario que el poder político tome el control de la ICAE y la DGAM, dos instituciones que parecen ir por libre, legislando en contra de los ciudadanos que les pagamos el sueldo», concluyen.

Asimismo, piden que quien quiera quejarse sobre este nuevo atropello contra los legítimos usuarios de armas, puede dirigirse con educación y respeto al jefe de la DGAM almirante D. Santiago Ramón González Gómez, en la siguiente dirección de correo electrónico: registrogeneraldefensa@oc.mde.es

Piden poner en copia (cc) a calibres@anarma.org para llevar el cómputo de quejas enviadas.