fbpx

Alemania sí castiga el odio animalista: ya hay 50 condenados por insultar a una cazadora en Facebook

Este caso retrata la abismal diferencia entre España y Alemania. Allí una cazadora recibió miles de insultos tras publicar una foto con un zorro en Facebook. Hoy hay más de 50 condenados que han tenido que pagar más de 10.000 euros por sus delitos de odi.

Javier Fernandez-Caballero

La diferencia entre Alemania y España es abismal. También con los delitos de odio animalista en las redes sociales. Mientras que en nuestro país sale gratis acosar a una persona, insultarla, amenazarla o, incluso, reírse de su muerte –prueba de ello es la impunidad de los que hicieron todo eso con Mel Capitán o los recientes ataques hacia Mara Moreno–, en Alemania sí se castigan estos delitos.

El último ejemplo lo ha hecho público la Federación de Cazadores Alemanes (DJV) de este país, que hace dos años se hizo cargo del acoso sufrido por una cazadora de este país tras subir una foto con un zorro a sus redes sociales. Después de llevar el caso a los tribunales se han producido más de 50 sentencias al respecto.

Cazadora acosada tras publicar una foto con un zorro

En la primavera de 2018, una cazadora compartió una imagen de un zorro que había cazado en Facebook bajo el seudónimo de ‘Waidfräulein’. En tan solo 48 horas recibió más de 2.000 comentarios de odio con insultos de todo tipo y deseos de muerte. Una situación que en España ya han padecido centenares de ciudadanos cazadores. Ahora, la abogada Heiko Granzin, experta en delitos en Internet, ha completado con éxito más de 50 casos en cooperación con la Asociación Alemana de Caza (DJV) y aún están en curso otros procedimientos. Todos ellos de internautas que atacaron a la cazadora en redes sociales.

La joven con la foto del zorro que desató la oleada de odio animalista. @Facebook
La joven con la foto del zorro que desató la oleada de odio animalista. @Facebook

Además de las declaraciones de cese y desistimiento, hubo más de una docena de condenas penales y civiles. Los internautas denunciados tuvieron que pagar un total de 10.000 euros por multas y costas procesales.

Por ejemplo, insultar a ‘Waidfräulein’ con las palabras «mujer fea, te encontraremos» le costó a su autor un total de 1.400 euros en indemnizaciones por dolor y sufrimiento, más las costas judiciales.

Después de este caso, el presidente de la Federación de Cazadores, Volker Böhning, ha aconsejado a todas las personas afectadas por delitos de odio en Internet hacer lo mismo: «guarde la captura y presente una denuncia». «Se necesita mucha paciencia, pero los delincuentes deben aprender que Internet no es un vacío legal», ha sentenciado.

Una nueva ley en Alemania agilizará este proceso

Actualmente, el hecho de que Facebook tenga su sede en Irlanda retrasa considerablemente el proceso de búsqueda de la IP para identificar al autor, pero en el futuro será más fácil defenderse del discurso de odio en Internet en Alemania, ya que el Bundestag aprobó una ley contra el extremismo y los delitos de odio a mediados del pasado mes de junio.

La legislación castigará los insultos con mucha más severidad cuando entre en vigor. Por ejemplo, las penas de prisión se han incrementado de uno a dos años. Además, los operadores de redes sociales pronto tendrán que denunciar los casos sospechosos a la Policía Federal Penal.

Los cinco insultos y amenazas más costosos en este caso

Joachim W.: «Suicídate». Costos totales: 3.800 euros para el tribunal, abogado e indemnización por dolor y sufrimiento.
Evelyn S: «Puta» y «Basura». Gastos totales: 3.300 euros para el tribunal, abogado e indemnización por dolor y sufrimiento.
Angela H.: «Puta», «pégate un tiro en el trasero». Gastos totales: 2.000 euros para juzgado, abogado e indemnización por dolor y sufrimiento.
Daniela K.: «Yo sólo digo karma, basura». 1.600 euros gastos totales de juzgado, abogado e indemnización por dolor y sufrimiento.
Julia O : «Mujer fea, cuida tu salud. Te encontraremos»: 1.400 euros para juzgado, abogado e indemnización por dolor y sufrimiento.

La ONC se reúne con los grupos políticos para seguir la senda de Alemania

La Oficina Nacional de la Caza viene reclamando de forma constante la atención de los poderes públicos sobre esta problemática desde hace años. De hecho, José Ángel Remírez, vicepresidente de la ONC y presidente de la Federación Navarra de Caza, se reunió la semana pasada con los senadores y congresistas del Partido Popular y les transmitió la situación de intolerancia actual y de ataques en las redes provenientes fundamentalmente de sectores animalistas radicales. Remírez expuso cómo instalaciones, infraestructuras e incluso cacerías han sido objeto de vandalismo y de boicot. También reclamó la necesidad de poner freno a la actual situación de impunidad.

Santiago Ballesteros, abogado y asesor jurídico de la ONC, autor de numerosos trabajos sobre los delitos de odio y del Memorando que ha remitido la Oficina a todos los grupos políticos españoles, aprovechó para destacar la necesidad de tomar conciencia de esta desagradable realidad y de reformar algunos preceptos del ordenamiento jurídico para dotar de herramientas a las víctimas de este nuevo formato de violencia o incitación al odio para proteger la dignidad y la libertad de las víctimas de esta nueva modalidad de violencia.

Por su parte, el presidente de la ONC, Felipe Vegué, insistió en que se seguirá trabajando para la movilización de los poderes públicos frente a este problema. Hay que recordar los representantes de la ONC se han dirigido en varias ocasiones a la Fiscalía General del Estado, al Ministro del Interior y de Justicia y que, incluso, María José Segarra, la que fuera la máxima titular de la Fiscalía con anterioridad a Dolores Delgado, llegó a manifestar la necesidad de avanzar en la reforma de las normas para dar protección a este nuevo tipo de ilícitos.