fbpx

Un agricultor señala en directo a las «políticas ecologistas» como culpables de los incendios en España

El agricultor madrileño denuncia además la «persecución de las formas tradicionales de aprovechamiento» que sufren.

agricultor ecologistas incendios
Agricultor y reportero durante el directo.© La Sexta

Un vecino de la localidad de Valdemaqueda, en Madrid, señaló hace unos días en directo a las políticas ecologistas como culpables de los incendios durante una emisión en La Sexta. Miguel Barbudo ofreció además sus fincas para que otros vecinos de lugares cercanos como Hoyo de Pinares o Cebreros afectados por los incendios llevasen a sus animales para protegerlos en «un sitio seguro y fresco».

«En estas situaciones nos podemos ver cualquiera. A todo el que necesite traer a sus animales a un sitio seguro y fresco, aquí tiene una cuadra, tiene paja, tiene a su disposición este terreno para lo que quiera», comenzó exponiendo el agricultor madrileño.

«Y sobre todo para que la gente de los pueblos hagamos piña y luchemos contra estas políticas ecologistas que son las culpables de todo lo que está pasando con el abandono del campo y la persecución de las formas tradicionales de aprovechamiento, que son los auténticos culpables de todo esto. Tenemos que estar unidos para terminar de una vez por todas con esta persecución», añadía el trabajador.

YouTube video

Este otro ganadero también culpó al ecologismo de la situación de los incendios en Monfragüe

En este sentido, recordamos cómo otro ganadero denunció hace unos días la situación que viven en el entorno del Parque Nacional de Monfragüe, donde no les permiten limpiar la vegetación por la protección de algunas especies. «El entorno de Monfragüe ahora mismo es un polvorín», señalaba el periodista dirigiéndose al vecino.

«Yo bien creo que se va a quemar más de la mitad del Parque al paso que va», le dijo el hombre. «¿Por qué?», le preguntó el periodista. «Porque nosotros estamos en el pueblo todos los días, año tras año, y si tú tienes tu jardín en casa, lo riegas y no lo podas, al final no cabe. Aquí está pasando lo mismo. Todos los años hay más maleza, más maleza, más maleza… y hay caminos a los que ya no se puede entrar ni andando. Antes pasaban los coches y ahora no se puede entrar», denunciaba.