fbpx

El gesto de este agricultor al encontrar un pequeño corzo arranca los aplausos de los cazadores

Javier Fernandez-Caballero

El agricultor estaba cosechando una tierra cuando descubrió que un corzo con pocos días de vida se refugiaba en su interior. Sin dudarlo lo rescató tomando las precauciones necesarias para que su madre no lo rechazara.

cría corzo cazadores

Estamos en época de cosechas y de cría. Muchas crías de corzo se refugian en los sembrados, como demuestra este vídeo grabado en Montigny-Le-RoiChampagne-Ardenne (Francia) el pasado jueves.

La grabación muestra el momento en el que el agricultor coge a un corcino de una siembra que está cosechando para evitar que sea arrollado. Además, lo hizo como se debe hacer: sin tocarlo directamente, envolviéndolo con hierva para evitar dejar su olor.

Si ves a un corcino, no lo toques

Esta frase, que forma parte de la campaña de la Asociación del Corzo Español en su ya famoso Proyecto Corcino, es la mejor recomendación: si te encuentras con una cría, no la toques, abandona el lugar tranquilamente porque su madre está cerca.

Pero si, como en el caso de este agricultor, no puedes evitarlo, evita por todos los medios tocarla directamente y manipúlala envuelta en la misma hierba en la que se encuentra.

Algunos usuarios criticaron la actitud de este agricultor llamado Marco Silvestre por llevarlo dentro de la cabina de su tractor, a lo que él respondió: «Utilizo un dron para revisar mis parcelas antes de cosechar, soy consciente de que puede haber animales y no quiero que les pase nada malo».

Este revolucionario invento podría salvar a las crías de corzo durante la cosecha

corcinos
Esta nueva tecnología incluye una barra con sensores infrarrojos instalada en las cuchillas que detecta la posible presencia de animales refugiados. / Facebook

El fabricante austriaco Pöttinger ha desarrollado Sensosafe, un sistema de detección de corcinos que puede instalarse en cosechadoras y aperos agrícolas que utiliza tecnología infrarroja y avisa de su presencia. Estos animales son los más propensos a resultar heridos o muertos al ser cortados en el momento de la siega, ya que el corzo cría ya con el pasto alto y deja a sus crías durante largas horas para no dar pistas de su presencia a potenciales depredadores como el zorro.

Esta nueva tecnología incluye una barra con sensores infrarrojos instalada antes de las cuchillas que detecta la posible presencia de animales refugiados entre la siembra. Tan pronto como los sensores detectan un animal, se envía instantáneamente una señal a la hidráulica de la máquina y ésta eleva automáticamente el apero sin la intervención del conductor. Este dispositivo salva a los animales, sobre todo a corcinos, a la vez que evita que la hierba cortada sea contaminada por cadáveres cuya descomposición hace que las bacterias proliferen. Te la mostramos.