Los agentes rurales podrán ir armados en Cataluña

Comparte con tus amigos










Enviar

El refuerzo de la seguridad del cuerpo medioambiental de la Generalitat se puso en marcha a raíz del asesinato de los agentes rurales leridanos Xavier Ribes y David Iglesias en Aspa a manos de un furtivo que fue condenado por la Audiencia de Lleida a 45 años de prisión.

28/11/2019 | Redacción JyS

agentes rurales cataluña
Agentes Rurales con chalecos antibalas y armas en una inspección. / AGENTES RURALES

El Gobierno catalán dio este miércoles luz verde al decreto por el que se aprueba el reglamento de armas de los agentes rurales, que pretende reforzar la seguridad y regular el tipo y el uso de las armas, un trámite que estaba pendiente desde el año 2003 y que avala la mayoría de los efectivos del cuerpo.

El refuerzo de la seguridad del cuerpo medioambiental de la Generalitat se puso en marcha a raíz del asesinato de los agentes rurales leridanos Xavier Ribes y David Iglesias en el coto de caza de Aspa el 21 de enero de 2017 a manos de un furtivo que fue condenado por la Audiencia de Lleida a 45 años de prisión por el doble crimen.

La nueva normativa regula los requisitos para poder utilizar las armas, la formación, las condiciones y todas las medidas que sea necesario adoptar. El objetivo es garantizar que los Rurales puedan llevar a cabo sus funciones con seguridad y potenciar el cuerpo como herramienta imprescindible en la función de vigilancia, control, protección y prevención del medio ambiente.

Tras la reunión del Consejo Ejecutivo, el Gobierno recalcó que la aprobación de este reglamento es una de las acciones previstas en el Plan Estratégico del cuerpo de Agentes Rurales aprobado en julio pasado para reforzar la seguridad de los agentes, que se añaden a otras medidas ya adoptadas como la adquisición de chalecos antibalas, la formación específica en técnicas de seguridad y autoprotección, nuevos procedimientos de trabajo y convenios de colaboración con otros cuerpos policiales.

La normativa de 1988 establecía específicamente que los agentes rurales eran un cuerpo armado y la ley de 2003 determinó el uso de este armamento sólo en actuaciones que lo requirieran.

El decreto entrará en vigor veinte días después de que se publique en el Diario Oficial de la Generalidad de Cataluña (DOGC) y se consensuó con los diferentes sindicatos y asociaciones profesionales, que pudieron hacer sus aportaciones.

ASPARC aplaude la medida, pero IAC-CATAC exige paralizarla

La Asociación Profesional de Agentes Rurales de Cataluña (Asparc) valoró positivamente la aprobación del nuevo reglamento de armas para el cuerpo. En un apunte en su cuenta de Twitter, señaló que es un «paso más necesario para nuestra seguridad» y, aunque consideran que la aprobación ha tardado más de lo debido, felicitaron al Gobierno por la aprobación. Asimismo, añadieron que el siguiente paso es dotar a los Rurales «de los elementos de seguridad necesarios para hacer nuestro trabajo con garantías».

Por su parte, el sindicato IAC-CATAC pidió detener el reglamento de armas al considerar «falso» el argumento de que las armas darán seguridad en tareas ordinarias y consideró «ilegal» rebajar el sueldo a los funcionarios que no superen las pruebas para llevar armas.

Comparte con tus amigos










Enviar

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here