fbpx

Los accidentes de tráfico provocados por jabalíes se multiplican por siete en la Comunidad Valenciana

Mientras que en 2009 se registraron un total de 92 siniestros, en 2019 el número de accidentes alcanzó los 669 casos.

jabalies valenciana

Este miércoles, 16 de junio, un jabalí ha provocado un aparatoso accidente de tráfico en la salida de la antigua AP-7 en Ondara, en la Comunidad Valenciana. El siniestro ha ocurrido en dirección a DÉnia, cuando tres coches se han visto implicados en el accidente, que ha dejado tres heridos. Los bomberos han liberado al conductor de uno de los coches, que había quedado aprisionado y sufría dolores en la espalda y el cuello.

Este hecho ha servido a la Federación de Caza de la Comunidad Valenciana para recordar el incremento de los accidentes con jabalí en vías interurbanas de la Comunidad Valenciana: mientras que en 2009 se registraron un total de 92 siniestros, en 2019 el número de accidentes alcanzó los 669 casos, según datos obtenidos de la Dirección General de Tráfico.

Como recuerdan desde la Federación, éste se trata de «un problema que va en aumento». «En los últimos 10 años en la Comunidad Valenciana los siniestros provocados por animales salvajes se han multiplicado por 7, causando numerosos heridos y fallecidos, además de daños materiales», advierten.

Por otro lado, este mismo martes también se conocía que los accidentes con jabalíes también han aumentado significativamente en el último año en en Galicia, debido al crecimiento de su población, un hecho provocado por la falta de caza por las restricciones sanitarias. Así se desprende de un informe en el que se expone un balance récord de accidentes de tráfico provocados por la irrupción en la carretera de jabalíes o corzos, entre otros.

Este mismo lunes, un motorista murió tras chocar contra un jabalí en Barcelona

Este lunes, un motorista de 56 años y vecino de Caldes de Montbui ha perdido la vida tras colisionar contra un jabalí en la localidad de Moià. Según fuentes de los Mossos d’Esquadra, la víctima sufrió dos colisiones: primero contra el animal, que cruzaba la carretera -a pesar del intento del hombre de tratar de esquivarlo- y después contra una furgoneta que circulaba en sentido contrario.