La subasta de caza celebrada ayer en el salón de plenos del Ayuntamiento de Riaño recaudó 223.100 euros. Toda la atención la captó el único macho de cabra montés tipo A1 del cuartel de Anciles que con un precio de salida de 3.600 euros llegó a los 26.100.

Según ha informado Diario de Léon, la puja comenzaba con dos cazadores que llevaron el precio del macho trofeo más allá de los 6.000 euros. Tras varias pujas que lo llevaron por encima de los 12.000, se sumaron otros interesados y comenzaron las llamadas telefónicas. Con el precio ya disparado y en una disputa que no paraba de subir, se sumó un nuevo interesado que, finalmente se hizo con el permiso para abatir la pieza por un precio de 26.100 euros, una cifra histórica.

Por su parte, el único macho montes tipo A2 que salía a un precio de 1.900 euros en el cuartel de Anciles llegó a los 5.500 euros.

La mayor recaudación por especie, para las rebecas selectivas

La subasta había comenzado con los permisos para cazar jabalíes que recaudaron 42.050 euros y donde dos batidas en el cuartel de Riaño marcaron el precio máximo de 3.000 euros. Las 31 piezas de ciervo tipo B que salían a 800 euros recaudaron 26.850 euros. Por su parte las ciervas cosechaban otros 1.750 euros y las 22 piezas de rebeco tipo B ingresaron 41.250 euros llegando a un precio individual de 2.150 euros.

Pero la mayor recaudación se logró en las rebecas selectivas al ser el mayor número de piezas, 64 en total. Se lograron 55.050 euros y con precio de salida de 600 euros el máximo ofrecido fue de 1.050 euros. La caza menor no mostró mucho interés y quedaron cinco ofertas desiertas. Según informa el mismo medio, tampoco hubo mucho interés por el corzo tipo A que se fue a los 800 euros mientras que el ciervo tipo A con precio de salida de 1.300 euros llegó a los 2.350 en el cuartel de La Uña.

La subasta finalizó con el macho montés tipo B que salía a un precio de 1.000 euros y que llegó a los 2.750 en el cuartel de Anciles. La recaudación total de esta especie fue de 15.600 euros.

La caza como motor económico

Tras la finalización de la subasta tanto los alcaldes de la montaña de Riaño como las representantes de la juntas vecinales dejaron clara la importancia de la caza como un factor económico destacable para el sustento de las administraciones locales y para el sector hostelero.