Consejos para pescar entre algas

¿Lo compartes?

En primavera y verano las algas proliferan y se desplazan por los ríos provocándonos verdaderos quebraderos de cabeza. Algunas veces están en la superficie, otras en el fondo y en ocasiones se desplazan como si de una balsa interminable de “chapapote” se tratara. Entonces, ¿cómo y dónde se deben colocar las líneas? ¿Cómo se puede solucionar este problema? Jaraysedal.es te trae las claves para que aciertes en tus jornadas, atento.

10/03/2016 | Juan Carlos García

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

1. Qué hacer cuando las algas están en el fondo

Cuando esto ocurre, lo más probable es que el cebo quede enterrado entre toda la maraña de algas sin posibilidad de que las carpas, barbos, etc… puedan llegar a verlo. Para solucionar este problema existen varias alternativas.

  1. Utiliza cebos flotantes, vistosos y con un alto poder de atracción, además el bajo de línea debería ser más largo de lo normal para que levante por encima de las algas.
  2. Si dispones de barca neumática lo tendrás más sencillo, utiliza una vara larga o pica extensible para retirar esas algas de la zona elegida y deja un claro donde poder dejar tu montaje bien presentado.
  3. Si además de esto existe cieno utiliza plomos poco pesados que ayudarán a que el montaje no se oculte.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

2. Las algas están agarradas desde el fondo hasta la superficie, ¿qué hago?

Lo mejor en este caso, si pescas desde la orilla, es saber bien donde empieza y donde acaba ese entramado de algas. Para ello debes sondear con la caña y un plomo destinado a tal fin; esta tarea requiere de cierto tiempo, dedicación y esfuerzo. Una vez hecho el estudio del terreno deberías colocar tu postura en los pasos por donde los peces acceden al interior de las algas para alimentarse, es muy fácil localizarlos porque en muchas ocasiones se observan los huecos que deja la corriente entre ellas.

3. Veo las algas en la superficie, pero ¿cómo las evito?

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Quizá sea el caso más frecuente al que te puedas enfrentar, aquí el problema viene cuando esa balsa de algas atrapa las líneas ya colocadas y las desplaza corriente abajo con el problema que esto conlleva: se cruzan las demás líneas, el bajo se enreda, el cebo se mueve del lugar elegido… Para evitar todo esto lo más práctico y sencillo es usar plomos traseros ¿Y qué es esto? Son un tipo de plomos que van colocados directamente a la línea, su función es hacer profundizar nuestro sedal hasta llegar al fondo del río y existen varios modelos:

  • Plomos traseros libres: Van sujetos con un clip a la línea desplazándose libremente por ella hasta tocar fondo.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

  • Plomos traseros cautivos: Se diferencian de los plomos libres en que estos llevan una cuerda atada al plomo que sujetaremos también al trípode o pica, sueltan nada más tiramos de la caña hacia arriba gracias al clip que poseen.

 


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *