fbpx

Este conejo acorralado por seis perros y dos cazadores demuestra por qué nunca hay que darse por vencido

Un conejo rodeado por seis perros y dos cazadores parece tener todas las papeletas para acabar en el puchero. Pero él no está dispuesto a rendirse.

Javier Fernandez-Caballero

Siempre se ha dicho que la caza es una escuela de vida. Las lecciones que aprendemos se pueden extrapolar a muchos otros ámbitos de la vida, y este vídeo es un extraordinario ejemplo de ello.

Lo protagoniza un conejo que está rodeado por seis perros de caza de diferentes razas y dos cazadores. El animal se encuentra acorralado en una madriguera con sus dos salidas ocupadas por los canes, que poco a poco escarban para poder llegar hasta él.

El lance parece tan seguro que uno de los cazadores graba la escena mientras otro comenta que los perros serán capaces de apresarlo y no será necesario disparar. El tiempo parece acabarse para el conejo, a medida que el hueco de su madriguera va disminuyendo.

Pero es entonces cuando entra en acción la épica, y lo que parecía ser un conejo al ajillo en potencia arranca a correr sorprendiendo a perros y cazadores. Estos, atónitos ante la fulgurante salida del orejudo, no dan crédito a lo que ven. Los canes no dudan en salir tras el conejo, y su cercanía a la presa impide que puedan disparar en condiciones de seguridad. Por este motivo consigue ponerse a salvo para sorpresa de todos.

Tres perros buscan un conejo en un huerto y ¡mira lo que encuentran!

jabali
Tres momentos del vídeo en el que los perros acechan al jabalí. / Instagram

El siguiente vídeo demuestra que tal vez sea hora de actualizar el refrán que dice que donde menos te lo esperas, salta la liebre. Y es que uno no espera encontrar un jabalí encamado en su huerta. Es el caso del siguiente vídeo, en el que podemos ver a un paisano, con sus perros, desencamando a un buen cochino que permanece escondido junto a una pared. Te lo mostramos en este enlace.

Deja una respuesta