fbpx

Cuatro trucos para que tu perro no se agriete las almohadillas este verano

Descubre gracias a los siguientes consejos cómo conseguir que las almohadillas de tu perro estén nutridas este verano. Refuerza sus zapatos y evita posibles lesiones.

Almohadilla de perro bien nutrida
Almohadilla de perro bien nutrida. © Melisa vara

Está demostrado, si tu perro no tiene nutridas y sanas sus huellas, no rendirá al 100%. El calor les pasa factura así que toma nota y prevén a tu perro antes de que sufra las primeras grietas, chineros, heridas o quemaduras provocadas por la sequedad de los meses de verano.
Para garantizar que estén sanas debes repasarlas habitualmente y comprobar que estén esponjosas, acolchadas y elásticas.

Los rastrojos que quedan al cosechar o desbrozar son muy abrasivos, además las altas temperaturas hacen que los caminos donde los paseamos sean como lijas haciéndoles grietas muy molestas que pueden desencadenar en lesiones musculares al intentar huir del dolor.

Zinc y vitamina A

Vitamina A
Vitamina A. / Shutterstock


Son las encargadas de la formación de la capa córnea, la capa más externa de la epidermis que forma una película protectora, en este caso de la almohadilla y además, ¡evitan la descamación! Prueba a incluirles en su alimentación éstas vitaminas de manera natural. La vitamina A está presente en el brócoli, zanahorias, tomate y huevos, entre otros alimentos, y el Zinc lo podemos encontrar en la carne de cordero, sardinas, hígados, levadura de cerveza y soja, además de muchos más productos que encontrarás en el mercado.
 

Aceite de oliva

Aceite de oliva
Aceite de oliva. / Shutterstock


Introduce las patas de tus perros tres veces por semana. Ayuda a restaurar la humedad natural de la piel y favorece la regeneración celular. Coge un recipiente que le tape hasta las manzanillas lleno de aceite y mete sus almohadillas durante 10 segundos dejándolas secar después tres veces por semana.
 

Aloe vera

Aloe vera. / Shutterstock


Si prefieres algo natural puedes optar por el aloe vera. Recuerda lavar y desinfectar la zona antes de aplicar el producto que hayas elegido, usa Betadine diluido en agua. Truco: Átalo hasta la total absorción y ¡vigila que no se lo chupe!
 

Crema Nivea

Crema Nivea. / Shutterstock


Realiza un preparado compuesto de agua oxigenada y sal gorda donde meter las patas de tus perros durante 10 minutos para curar posibles heridas. Una vez secas con un paño, aplica la crema Nivea que es muy densa y nutre rápidamente.