fbpx

4 estrategias para crear tu puesto de pesca

Juan Carlos Garcia Garcia

Si vas a pescar en un lugar nuevo, con el fin de sacar el máximo rendimiento, deberás dedicar tiempo al análisis del terreno. ¿Quieres saber cómo? En el siguiente artículo te damos las claves.

09/05/2016 | Juan Carlos García

Sondea a conciencia

23

La manera más sencilla y fiable de crear tu puesto de pesca es usar una barca neumática que incorpore una sonda inalámbrica, nos permitirá ver debajo del agua, nos marcará los posibles obstáculos, desniveles, profundidades, pozas, temperaturas y escalones que pueda tener el fondo como si de una radiografía se tratara. Emplea tiempo en esta tarea, ya que va a ser la que marque la diferencia. Cuidado con hacer el cebadero en lechos con mucho lodo, fango o exceso de algas en el fondo.

Busca otras alternativas

6

Si no dispones de sonda, puedes utilizar una vara larga y enchufable tipo pértiga. Su uso es sencillo: ve tocando el fondo para localizar las posibles imperfecciones y el tipo de sedimento.

El truco: Coloca en el extremo de la pértiga un trozo de algodón. Es la forma más exacta de saber qué tipo de sedimento hay en ese tramo de río o embalse. Si éste sale de color verde oscuro se tratará de una zona fangosa, si por el contrario sale sin apenas suciedad hablaremos de una zona arenosa y carente de lodo o fango.

El plomo rastreador

4

El uso de la barca y la sonda es la forma más fiable para crear nuestro puesto de pesca, pero no todos disponemos de herramientas que pueden resultar caras. El sistema del plomo rastreador consiste en pasear pausadamente una pesa por el fondo. Para ello nos ayudamos de una boya y del citado plomo. La boya irá fija a la línea, al contrario que el plomo, que quedará libre. Esta nos indicará la profundidad del tramo y el plomo será quien marque las imperfecciones del fondo.

En cuanto a la técnica debes primero colocar la caña en horizontal, tensar la línea, sujetarla con la mano y levantar la caña muy lentamente. Esta acción nos permitirá sentir las vibraciones en la mano, en nuestra caña y especialmente en el puntero. Es preferible utilizar una línea trenzada, ya que trasmite las vibraciones de manera más eficaz, debido a la ausencia de elasticidad.

Repite la operación varias veces para hacerte un plano mental del lugar que vas a pescar. No olvides que antes de meter el cebo hay que tener muy claro dónde queremos tener la pesca.

No te olvides de señalizar

5

Terminado el sondeo, deja una marca o referencia del lugar donde dejarás el cebo en los días sucesivos. Márcalo con una boya señalizadora, con una ‘H’ o incluso con unas simples botellas de plástico atadas a un hilo y su correspondiente plomo, de esta manera cada día que vayas al puesto de pesca, solo tendrás que soltar tu cebo en el área seleccionada.