fbpx

La RFEC exige a Pedro Sánchez la convocatoria urgente de una Mesa Interministerial de Negociación Cinegética

Este órgano estaría compuesto por los ministerios de Agricultura, Transición Ecológica, Derechos Sociales y el sector cinegético. Además, se han solicitado reuniones con Pedro Sánchez, Luis Planas, Ione Belarra y Teresa Ribera para trasladarles el clamor de los 600.000 cazadores que participaron en la histórica manifestación del 20 de marzo.

Manuel Gallardo. © Ángel Vidal

El presidente de la Real Federación Española de Caza (RFEC), Manuel Gallardo, ha exigido al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, la convocatoria urgente de una Mesa Interministerial de Negociación Cinegética donde se aborden y den soluciones a los problemas del sector que se pusieron de manifiesto en la histórica manifestación del pasado 20 de marzo. Más de 600.000 cazadores, que representaron al 90% de los asistentes, llenaron las calles de Madrid para exigir el fin de las políticas anti-caza del ejecutivo.

En esta mesa estarían representadas, además del sector cinegético, las carteras cuyas políticas están afectando de forma muy negativa al sector, como el ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico (MITECO, el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 y el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) de donde dependen las políticas cinegéticas.

Además de este organismo, Manuel Gallardo ha solicitado reuniones bilaterales con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y los ministros de las carteras que legislan sobre la actividad cinegética como es el caso de Luis Planas (MAPA), Teresa Ribera (MITECO) e Ione Belarra (Derechos Sociales y Agenda 2030), para trasladarles que la defensa de la caza se ha convertido en un movimiento social imparable y que obligatoriamente debe ser escuchado por aquellos que legislan y gobiernan este país.

Según destaca Gallardo, «ya lo advertimos el pasado domingo y le dijimos a este Gobierno que basta ya de políticas anti-caza y que deje de plegarse a los ecologistas y animalistas. La marea naranja ha hablado y el Gobierno tiene que atender nuestras reivindicaciones porque la caza ha llegado a la política, y no habrá ni un solo voto para los partidos que no defiendan la caza, porque a nadie se le olvide que la caza también vota».