fbpx

Un rayo mata a un macho montés e inicia un incendio en Teruel

El animal murió en el acto y se generó un conato de incendio que fue apagado gracias a la rápida actuación de la cuadrilla helitransportada de Alcorisa y la terrestre de Castellote.

Javier Fernandez-Caballero

Nos encontramos en plena oleada de incendios como consecuencia de la ola de calor. A lo largo de los últimos días han sido varios los fuegos iniciados por diferentes causas, aunque este es quizá el más llamativo de todos los que se han originado de manera natural.

Según informa la Asociación de Agentes para la Protección de la Naturaleza, durante la tarde del pasado viernes un gran macho montés que se encontraba en el monte de Luco de Bordón (Teruel) fue alcanzado por un rayo que además generó un conato de incendio. El animal murió fulminado, pero la rápida actuación de la cuadrilla helitransportada de Alcorisa y la terrestre de Castellote con su autobomba, logró que solo afectara a 200 metros cuadrados, indican desde Medio Ambiente del Gobierno de Aragón.

Macho montés alcanzado por un rayo que creó incendio. / Asociación de Agentes para la Protección de la Naturaleza
Otra imagen del macho montés alcanzado por un rayo que creó incendio. / Asociación de Agentes para la Protección de la Naturaleza

Así ayudan los cazadores a la lucha contra los incendios

Fundación Artemisan, institución que promueve la investigación y la comunicación de la caza y trabaja para afrontar los retos del sector cinegético en España, reivindica la actividad cinegética como clave en la prevención de incendios. Cazadores y guardas de los cotos de caza se han convertido en los auténticos custodios y vigilantes del territorio forestal español en la prevención de incendios.

Por todo ello, la citada fundación ha elaborado un documental -producido por Montes Media Producciones- titulado La caza y los incendios forestales, en el que varios testimonios de especialistas explican cómo la actividad cinegética es fundamental en la prevención de incendios y detallan la aportación de cazadores y guardas, de sus sociedades y cotos, en el cuidado y vigilancia de los espacios naturales. 

Los guardas de los cotos (sólo en Andalucía se estima que hay entre 4.000 y 6.000) son las personas que están día a día vigilando el terreno y realizando labores de prevención y limpieza, y se han convertido en los ‘ojos’ de la Administración a la hora de detectar y alertar de cualquier tipo de incidente medioambiental al estar permanentemente conectados con las fuerzas de seguridad y el SEPRONA.

Este es el documental.