fbpx

Caza un monstruoso jabalí de 159 kilos y un exagerado colmillo en Toledo

Rafa Carrillo ha cazado un jabalí de 159 kilos de peso y que contaba con un trofeo de infarto. Él mismo ha contado a Jara y Sedal cómo lo consiguió abatir.

caza enorme jabalí 159 kilos
Rafa Carrillo, con el enorme jabalí. © R. C.

El experimentado cazador Rafa Carrillo, conocido en el mundo cinegético por ser la imagen del grupo Bergara en nuestro país, ni se imaginaba que tras la llamada del agricultor toledano que contactó con él hace unos días angustiado por la presencia de un jabalí que estaba destrozando sus cultivos se encontraba todo un ‘monstruo’ de 159 kilos.

«Lo cacé el pasado 1 de octubre y tenía un colmillo exagerado porque le faltaba la amoladera», asegura en palabras a este medio Carrillo, que consiguió hacerse con este descomunal jabalí ‘alunado’ en una finca sembrada de maíz en la que el gran animal había encontrado el lugar perfecto repleto de comida y con excelente refugio.

Abatido con un 6.5 mm Creedmoor

Carrillo asegura que consiguió cazar al gran animal con un «disparo quirúrgico» con un rifle Bergara en calibre 6.5 Creedmoor. «Es mi calibre favorito», confiesa el experimentado cazador sobre el pequeño, pero gran calibre, que cada vez más cazadores españoles adquieren.

Al ir a cobrar la pieza, Rafa se percataba en primer lugar del enorme volumen de el animal y, en segundo, de la tremebunda navaja que poseía en uno de los lados. «Es increíble», asegura. Este colmillo contaba con una longitud vista por fuera de la mandíbula del animal de 11 centímetros.

Los jabalíes a los que les falta una de sus amoladeras, o las dos, cuentan con la característica de poseer enormes crecimientos de sus colmillos o navajas -como se les denomina a estos en el argot cinegético- ya que no se produce el desgaste que provoca la típica superficie afilada de estos y que limita su longitud. Debido a que crecen mucho más de lo normal y que, cuando se les extrae el trofeo tiene una forma casi circular, se les denomina ‘alunados’. Sin duda se trata de animales raros o atípicos que muy pocas veces se cazan, de ahí la importancia de este singular trofeo.

Dan una batida de jabalí en una zona donde creen que no hay nada y les sorprende este monstruo

El jabalí abatido por Óscar Mur en este coto oscense.
El jabalí abatido por Óscar Mur en este coto oscense. © O. M.

Un jabalí dio la sorpresa a una cuadrilla de cazadores el pasado 20 de febrero en Huesca en un coto «en el que no tenían esperanzas», ya que el año anterior había sido todo un éxito y los miembros pensaban que este 2021 habría pocos animales destacados. El afortunado de abatir este macareno con unos imponentes colmillos fue el cazador aragonés Óscar Mur Elvira, que narró a este medio lo acontecido en este coto situado en las cercanías de la localidad de San Felices de Ara (Huesca).