fbpx

Tres presuntos furtivos viajan de Almería a Granada para capturar liebres con galgos, pero los pillan

Los agentes pillaron in fraganti a los tres presuntos furtivos capturando liebres con galgos en un terreno libre en el que la legislación actual prohíbe incluso la práctica de cualquier modalidad de caza.

guardia-civil-caza-furtivos
Un agente de la Guardia Civil sostiene el galgo de un furtivo en una foto de archivo. © Guardia Civil
Publicado: 29 de noviembre de 2022 / Actualizado el: 2023/01/27 - 17:31

La Guardia Civil investiga a tres individuos de entre 27 y 69 años de edad como presuntos autores de un delito contra la flora y la fauna por furtivismo después de que fueran sorprendidos abatiendo liebres con galgos en terreno libre sin ningún tipo de autorización.

Según recoge Europa Press, que a su vez ha recibido una nota de la Benemérita, la intervención tuvo lugar el pasado 26 de noviembre por la mañana cuando un ciudadano llamó a la Guardia Civil para alertar de que un grupo de personas estaban abatiendo liebres con galgos sin permiso en el paraje Balax-Caniles del término municipal de Baza.

Una patrulla del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil de Baza se dirigió a dicho paraje donde localizaron el vehículo de los sospechosos oculto detrás de una finca de almendros y a unos dos kilómetros del coche a tres individuos furtiveando con cinco perros galgos.

Los agentes del Seprona, tras identificarlos, comprobaron que los tres presuntos furtivos venían desde la provincia de Almería y que carecían de autorización. Además, se trataba de lo que se conoce como un terreno libre, donde la legislación prohíbe actualmente cualquier modalidad de caza.

Tras los hechos, los agentes del Seprona informaron a los cazadores de que iban a ser investigados por un presunto delito contra la flora y la fauna por furtivismo.

Los problemas que ocasiona el furtivismo con galgos

Los terrenos óptimos y tradicionalmente ideales para la modalidad de caza con galgos, especialmente los cotos próximos a las capitales de provincia, hacen que acudan aficionados que practican esta modalidad de caza de forma legal y responsable, pero también atrae a los furtivos, ocasionando daños en los terrenos agrícolas y, en ocasiones, llegando a amenazar a titulares de los cotos, propietarios y servicios de guardería rural.

Por ello, es responsabilidad de todos los cazadores avisar a las autoridades toda vez que se tengan conocimiento de estos hechos para evitar que los furtivos sigan delinquiendo en los cotos.

Síguenos en