El próximo martes se presentará oficialmente una lista que aspira a representar al mundo rural en las próximas elecciones europeas, que se celebrarán el 26 de mayo de 2019. La lista, impulsada por los cazadores franceses, tiene como cabeza de cartel a Willy Schraen, presidente de la Federación Nacional de Cazadores de Francia.

Schraen no estará solo en esta aventura política, sino que contará con el apoyo de otras personalidades vinculadas al campo, como el chef Pierre Gagnaire, que posee tres estrellas Michelin, o representantes de la agricultura, la ganadería, la pesca, la tauromaquia, la viticultura o la restauración. Se trata de una lista apolítica, que pretende reunir a «gente real» que defienda los intereses comunes de la población rural.

Respuesta a abandono de los habitantes del campo

Un tractor moviendo el terreno.
Un agricultor en una foto de archivo. © Shutterstock

La lista rural surge como una respuesta a la situación de abandono y marginación que sufren los habitantes del campo, que se ven afectados por las decisiones de las élites urbanas que no entienden su forma de vida. Schraen ha denunciado que están «hartos» de las directivas, leyes y reglamentos que les «arruinan la vida» y que les impiden vivir en paz. «No estamos en contra de la Unión Europea, pero sí de su tecnocracia y su injerencia en nuestra vida cotidiana», ha declarado.

La lista rural tiene como objetivo conseguir al menos el 3% de los votos e incluso llegar al 5%, para tener representantes electos. Schraen ha afirmado que no se trata de hacer carrera política, sino de defender el valor del campo y sus tradiciones. «Soy cazador, pero hay pesca y equitación, agricultura, ganadería, valores franceses, viticultura, tauromaquia, restauración, mucha gente hoy en día que está prácticamente excluida a los ojos de Europa y a los ojos de una parte minoritaria de esta sociedad francesa», ha dicho.

La presentación de la lista rural tendrá lugar el próximo martes en el restaurante “L’Ambassade d’Auvergne” en París, un lugar emblemático de la gastronomía francesa. La lista rural espera captar el voto de los millones de franceses que viven en el campo o que se sienten identificados con él. Se trata de una iniciativa pionera en Europa, que podría tener repercusión en otros países con una fuerte presencia rural.