fbpx

Preocupante imagen del río Tajo: esta planta invasora podría poner en peligro a todos los peces

Javier Fernandez-Caballero

Si hace un mes Jara y Sedal publicaba un vídeo del río Tajo plagado de esta planta invasora a la altura de Garrovillas de Alconétar, hoy otro de nuestros seguidores nos muestra cómo la planta se ha ido extendiendo ¡cien kilómetros más adelante! En concreto, a la altura de Herrera de Alcántara.

Tajo
Estado del río Tajo a su paso por Herrera de Alcántara. / R.P.

Hace justo un mes, Jara y Sedal publicaba un vídeo grabado por Carlos Caro García, titular del coto de caza intensivo ‘La Atalaya’ –en las cercanías de la localidad cacereña de Garrovillas de Alconétar– que hacía saltar las alarmas. En él se veía cómo la azolla, una planta invasora, está asfixiando la vida del río Tajo a su paso por esta zona, y en concreto en el embalse de Alcántara, donde se extendía durante decenas de kilómetros.

Ahora, un mes más tarde, otro seguidor de nuestro medio nos ha hecho llegar un nuevo vídeo de esta planta invasora llegando kilómetros más adelante de donde Carlos Caro grabó el 13 de abril aquellas impactantes imágenes.

El pescador Raúl Piris, natural de la localidad de Herrera de Alcántara –casi cien kilómetros más adelante- muestra en un vídeo cómo se ha extendido la planta por el cauce del Tajo. «Además, lo más grave es que limitan sólo a medio año la navegación para pescar en la zona- del 1 de agosto a 31 de enero-, cuando está claro que la navegación ayuda a que no crezcan este tipo de plantas invasoras», defiende Piriz.

«Creemos que si dejaran navegar a los pescadores de la zona, los motores moverían el agua y sería un beneficio para que no creciese, pero la dirección del Parque Tajo Internacional se niega en rotundo a ello…», lamenta el pescador. Este embalse se acabó de llenar en 1974 y «nunca hasta que se creó el Parque se había visto esta especie invasora. La gente navegaba sin limitaciones y el agua estaba moviéndose constantemente», defiende este pescador.

En la zona hay carpa, barbo, lucio, black bass… «y lo que más está proliferando últimamente es el siluro y la lucioperca», relata por último Piriz.

Los peces pueden morir por falta de oxígeno

Las consecuencia más peligrosa será medioambiental, especialmente para los peces que nadan en las aguas del Tajo: carpas, barbos, bogas, black bass, siluros, percasoles, pez gato, luciopercas… te ampliamos la problemática aquí.

El camalote, el alga que afecta especialmente al río Guadiana

Tajo
Miembros de la Unidad Militar de Emergencias durante las labores de limpieza en el Guadiana. / EFE

A finales de 2019,  la Unidad Militar de Emergencia (UME) tuvo que ponerse manos a la obra en la provincia de Badajoz para retirar del Río Guadiana otra planta invasora, el camalote. Se trata de la planta invasora más dañina a la que hace frente Extremadura y, al igual que la azolla, las consecuencias de la presencia de esta especie invasora son tanto ambientales como económicas.  Aquí te lo contamos.