fbpx

Una piara de jabalíes entra en un colegio infantil de Pontevedra

Desde la Asociación de Padres y Madres de Alumnos han denunciado el hecho por el peligro que supone la presencia de jabalíes en el centro educativo para los menores.

jabalí coto caza asturianos

La sobrepoblación de jabalíes puede llegar a ser muy peligrosa no sólo por los accidentes de tráfico o las pérdidas diarias para la agricultura que provoca, sino por el peligro que supone para la integridad física de personas y, mucho más de las más vulnerables como los niños.

Si ayer hablábamos del ataque de un jabalí a una familia con niños menores en Barcelona y hace unos días de los navajazos que otro suido propinó a una mujer en Galicia, hoy traemos el ejemplo de cómo una piara de jabalíes se ha colado durante las últimas semanas en el colegio de Espiñeira, en Aldán, en la provincia de Pontevedra. Lo hicieron durante todo el invierno y ahora, desde la Asociación de Padres y Madres de Alumnos, junto con el Concello de Cangas, pretenden dar una solución a este problema, según este colectivo ha informado al medio Faro de Vigo.

El vallado que rodea al centro escolar está roto, lo que no impide la entrada de los jabalíes al lugar. La presidenta del AMPA, Irene Rial, ha sido la que ha denunciado el hecho, ya que encontraron rastros de estos animales en el lugar.

El vídeo del jabalí que irrumpió el pasado año en la puerta de un colegio malagueño a la hora de la salida de los niños

El pasado año, un jabalí se acercó un colegio malagueño a la hora de la salida. Ocurrió en el centro educativo El Chaparral, situado en La Cala de Mijas, en la provincia de Málaga. En las imágenes se ve cómo el animal deambula cerca de los menores sin ningún tipo de miedo, algo que podría haber provocado un accidente de consecuencias fatales.

Otro caso similar: un jabalí de 80 kilos irrumpe en un instituto de secundaria de Vizcaya

jabalí
Al jabalí se le inyectaron dardos tranquilizantes para capturarlo. / Radio Nervión

Un jabalí de unos 80 kilos de peso quedó en 2019 atrapado en el Instituto del municipio vasco de Erandio. Al animal, en el documento gráfico, se le veía dando vueltas acelerado por el exterior del edificio. Te lo mostramos en este enlace.