fbpx

Pescadores españoles capturan un pez que se creía desaparecido de Europa: «Nunca habíamos visto nada igual»

El armador ‘Jesus Nazaret Berria’ ha capturado entre Lekeitio y Ondarroa un ejemplar vivo de esturión, especie amenazada y que se creía desaparecida de nuestras aguas.

Tripulantes del ‘Jesus Nazaret Berria’ con el esturión antes de devolverso al mar. / El Correo

Según ha informado El Correo, la captura tuvo lugar muy cerca de la costa entre Lekeitio y Ondarroa, a la altura de Sagustan, a poco más de milla y media. El esturión es una especie amenazada y muy rara en estas aguas.

«Echamos las redes de noche y cuando sale el sol venimos a levantarlas y a ver que sale», ha detallado Jonathan Goitiz, armador del ‘Jesus Nazaret Berria’, con base en el puerto de Lekeitio al citado medio. Cuando hace unos días los cuatro integrantes de la tripulación procedían a subir a bordo su trasmallo «la sorpresa fue mayúscula al descubrir que venía un esturión vivo», recuerda. «En veinte años que me dedico a esto nunca he visto nada igual. De hecho, al principio ni me di cuenta», reconoce.

«Anteriormente pescamos un tiburón peregrino, pero nunca hubiéramos pensado que podría aparecer un ejemplar de esta especie», explica. Tras fotografiar la pieza procedieron a su inmediata liberación, a pesar de conocer que su carne es un bocado muy solicitado por los ‘gourmets’ y que también se obtiene el exquisito y caro caviar.

«Acordamos que no podíamos venderla y enseguida la volvimos a arrojar al mar», detalla al mismo medio. Este hecho ha provocado una oleada de reconocimientos por parte de colectivos y asociaciones que abogan por una pesca responsable y respetuosa con el medio marino. «Es nuestra forma de vida», insiste Goitiz. Los arrantzales lekeitiarras han compartido la singular captura con los científicos de Azti Tecnalia quienes les han confirmado que es algo muy inusual. «Como mucho deben detectar uno al año», indica.

Otro ejemplar capturado en Asturias en 2010

Una hembra de esturión de 120 kg y 2,5 metros de longitud fue capturado en 2010 cerca de una playa de Gijón tras quedar atrapada en las redes de unos pescadores asturianos. Según reveló un estudio dirigido por investigadores de la Universidad Complutense de Madrid, esta especie que se creía desaparecida en Europa se ha encontrado de nuevo y de manera puntual en el norte español, lo que ha dado a los científicos esperanzas sobre su conservación en Europa.

Los expertos que llevaron a cabo la investigación del ejemplar capturado en Asturias desconocían la procedencia del animal, aunque no descartaron la teoría de que pudiera llegar desde las costas atlánticas de América del Norte hasta costas cantábricas dada la gran población americana de este tipo de esturiones. «Aunque parezca sorprendente, las capacidades natatorias de la especie son muy grandes», aseguró entonces Benigno Elvira, investigador del departamento de Zoología y Antropología Física de la UCM y autor principal del estudio a la agencia SINC. Además esta teoría se apoyó en precedentes de otros ejemplares que migraron desde América del Norte hasta el Báltico, hace entre 800 y 1.200 años.

Deja una respuesta