fbpx

Sobrevive a la embestida de una lancha mientras pescaba en kayak: «Me cortó las líneas y se llevó una caña»

Este pescador denuncia el ataque intencionado de una embarcación zodiac durante un campeonato de pesca en kayak en Alicante celebrado el pasado fin de semana.

El pescador Pachi Piñero, natural de la localidad jiennense de Siles y residente en Alicante, sufrió el pasado fin de semana un desagradable incidente cuando una embarcación zodiac estuvo a punto de atropellarlo en el agua durante el Campeonato Autonómico de pesca en kayak de la Comunidad Valenciana, que en este caso se celebró en la provincia de Alicante (en la playa de la Almadraba).

Una primera ‘embestida’ que le cortó las líneas de su caña

Piñero ha señalado en palabras a este medio que durante el campeonato, en el que iba haciendo pesca al curri con el kayak, el individuo de la embarcación se dirigió en una primera ocasión hacia él: «Yo fui avisándole con los brazos, pero hizo caso omiso, se me cruzó por detrás del kayak, a escasos cuatro metros de mí, y me cortó las líneas con las hélices», describe Piñero. Tras ello, el joven se repuso, rehízo las líneas y puso otros señuelos y continuó «con el cabreo normal» que una situación así produce, pero pescando.

Una segunda embestida que le hizo perder una caña y un carrete valorados en 600 euros

El pescador, antes de iniciar la jornada. © P. P.

A los veinte minutos aproximadamente, este pescador recibió una segunda embestida que le hizo perder una caña y un carrete valorados en 600 euros: «El mismo individuo volvió a dirigirse hacia mí, volvió a enredarme las líneas y una de las cañas salió disparada hacia el barco, hundiéndose junto con el carrete en el agua», explica sobre este segundo ataque.

Antes de realizarlo, y a pesar de avisarle, «subió la velocidad de la barca, por lo que el momento del susto fue mayor», lamenta Piñero. Respecto a la caña que se le quedó en el kayak, logró sacarles unos 200 metros de hilo del carrete, «y éste chillaba como si llevara una ballena enganchada». Fue un momento «de verdadero pánico», como así lo define el afectado.

La Federación regional de pesca interpondrá una denuncia

Cuando llegó a la orilla, comunicó los hechos al presidente del club pesquero y éste se puso en contacto con los jueces, «ya que la primera vez que me ocurrió avisé a la barca de apoyo, pero en la segunda ocasión esta barca ya no estaba y me vi totalmente solo», señala Piñero.

«No tengo archivo fotográfico ni de vídeo, porque en esos momentos lo último que piensas es en grabar o hacer fotografías. El kayak es un trozo de plástico y no tienes defensa ninguna contra una embarcación», sigue denunciando el pescador alicantino. La Federación de Pesca regional está investigando ya los hechos para interponer una denuncia.

«Me llamo Diego y ayer vi morir a Manuel», la emotiva carta de un pescador al compañero que arrolló una embarcación

pescador carta
Una boya que señaliza la presencia de un submarinista. / N.P.T.

El pescador pontevedrés Diego Calviño dedicó, hace año y medio, una emotiva carta a través de la red social Facebook dedicada al pescador submarino de 36 años fallecido en Punta Cabicastro, en el término municipal de Sanxenxo (Pontevedra). El texto se convirtió en un improvisado homenaje en las redes por parte de la comunidad de pescadores.