fbpx

Un pescador denuncia la muerte de miles de peces y patos en Valencia

Este pescador denuncia cómo la recogida tardía del forraje del arroz en Valencia estaría provocando la muerte de miles de peces y aves.

Carpas muertas en el entorno que denuncia el pescador. © Instagram

El pescador valenciano Juan Carlos Mínguez Martínez ha denunciado, a través de un vídeo en Instagram, la situación que están sufriendo los amantes de la pesca de su provincia con la muerte de miles de peces y aves en las zonas de la Albufera valenciana.

Mínguez critica que la tardía recogida del forraje del arroz tras la cosecha del grano habría provocado miles de muertes de peces y patos. «En los últimos años, se plantan otras variedades de arroz más tardías, por lo que se siega más tarde, y normalmente por estas fechas vienen los temporales», explica. Eso hace que, como la zona está recién segada, se inunde toda ella «y como a los agricultores no les da tiempo a recoger la paja, ésta se pudre y crea un metano que lo mata todo: peces, anguilas, patos… todo lo que beba o esté ahí», se lamenta.

Este aficionado a la pesca denuncia que «la Administración no está haciendo nada con un problema que conoce a la perfección y que no es de ahora, sino que viene de años atrás». Señala además que está ocurriendo en la zona de las localidades valencianas de Cullera, Sueca, Silla o Sollana en las que abundan las plantaciones de arroz. «Están muriendo miles de carpas, pollas de agua, estorninos, todo tipo de patos…», puntualiza.

Este pescador propone como solución quemar la paja «como toda la vida se ha hecho (…) y más cuando se sabe que van a venir temporales de este tipo, pero mientras tanto todas las asociaciones ecologistas miran hacia otro lado».

Así aparecieron cientos de peces muertos este verano en un embalse de Ciudad Real

aparecen peces muertos Ciudad Real

El pasado verano, el embalse de El Vicario, muy cercano a Ciudad Real, presentó una tétrica imagen con cientos de peces muertos o agonizando en el agua, la mayoría carpas o carpines. La situación no es nueva y los pescadores denunciaron en las redes sociales que es algo que se repite casi todos los veranos con la subida de las temperaturas y la bajada de los niveles de agua almacenada.