Deja a su perra en una residencia canina y se la devuelven muerta en un paquete

Comparte con tus amigos










Enviar

La familia pretendía que cuidasen de su mascota en una perrera especializada mientras disfrutaban de tres días de vacaciones. A su vuelta la encontraron muerta y empaquetada con cinta adhesiva. 

25/4/2019 | Redacción JyS

perra empaquetada guarderia canina
La familia recibió a su mascota sin vida en un paquete. / Instagram

Kirsten Kinch, una joven de Dublín (Irlanda) que decidió cogerse tres días de vacaciones para visitar Islandia, aún no ha podido digerir lo que ha sucedido con su perra. Al no poder llevarse a su husky siberiana optó por dejarla en una perrera especializada. Se marchó tranquila confiando en que la dejaba en buenas manos, pero al regresar a casa se encontró a su fiel compañera muerta, envuelta con cinta adhesiva y dentro de una bolsa. La habían empaquetado.

La joven ha contado la trágica historia en las redes sociales y rápidamente se ha hecho viral. En su carta explicativa, que incluye varias fotos de su perra y cómo la encontró a su vuelta, detalla lo nerviosa que estaba los días previos por dejar a Nova con desconocidos. Era la primera vez que se decidía a hacerlo y no lo quedó más remedio que confiar en P&E.

La perra necesitaba medicación

Nova sufría una infección en el colón, pero en casa respondía bien al tratamiento, según su dueña. Aunque los hechos ocurrieron a finales de diciembre de 2018, ha sido ahora cuando Kirsten Kinch se ha visto con ánimos para contarlo. Su perra tenía una infección en el colón pero estaba respondiendo bien al tratamiento médico. Además dejó constancia en el centro, por escrito y de forma verbal, de cómo debía ser tratada para que continuara con su recuperación: había que medicarla dos veces al día.

«El 31 de diciembre fui directa del aeropuerto a P&E a recoger a Nova. Llamé cuatro veces. Una vez allí nos dijeron que Nova había muerto, la habían encontrado esa mañana ensangrentada en su jaula. Nos quedamos impactados y devastados. Pregunté si le habían dado la medicación y me dijeron que sí», expone Kinch en su carta.

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

On the 27th of December 2018 I brought my husky Nova to P&E boarding kennels to be boarded for 3 days while my family went to Iceland. Nova had an ongoing issue with Colitis and this was being managed with steroids for the last few months successfully, she had been checked by my vet prior to boarding and we had discussed taking her off the steroids as she was responding so well. I gave multiple written and verbal instructions on how the steroid was to be given separately to her food and that she needs to get this twice a day, P&E also advertise that they cater for medication and dogs that need extra care once they are informed in advance. On the 31st of December I went straight from the airport to P&E to collect Nova. I rang 4 times waiting outside to pick her up. Clive answered and told me to come around to the gate when I told him I was here for Nova. Once in, we were told Nova had died – they had found her that morning bloodied in her kennel. We where shocked and beyond devastated at this as we had left a healthy dog in 3 days earlier. I asked the kennels immediately if she had received her medication and I was told she had. They had crushed Nova into what I can only describe as a ball wrapped in a black bag, covered in masking tape. There was no care or empathy in the way she had been handled. It was utterly traumatic and heartbreaking to leave with her like that. We drove straight to the vet and she was horrified, and couldn’t believe there was a 25kg husky crammed in this ball. We confirmed via microchip that it was Nova and made the decision to send Nova for a postmortem in UCD due to the circumstances. I emailed and messaged P&E asking for more information on how she had seemed when she was with them etc. and I still have not received any kind of contact back. Nova was a once in a lifetime kind of dog for me and my family and has left a hole that will always be impossible to fill, she is loved and missed every single day and I hope writing this can stop a similar situation in the future. Clearly these kennels are not fit to provide the levels of care they advertise. #justicefornova

Una publicación compartida de Kirsten Kinch (@kirstenkinch) el

Un perro de 25 kilos «hecho una bola»

Poco después de la horrible noticia encargados del centro entregaban a Nova a su dueña, pero lo peor fue en la forma en la que lo hicieron: «Aplastaron a Nova en lo que solo puedo describir como una pelota dentro de una bolsa negra y cubierta con cinta adhesiva. No hubo cuidado ni empatía por cómo lo hicieron. Fue traumático y desgarrador verla así, un husky de 25 kg hecho una bola», ha denunciado en las redes sociales. 

Gracias al microchip pudieron confirmar que realmente se trataba de su mascota, pero cuando Kinch pidió más explicaciones al centro canino no obtuvo respuesta. Por ello la joven no se conformó con la primera versión, así que ha llevado a su perra a un veterinario para que le hagan una autopsia. 

La carta de la joven en las redes sociales termina cargando contra la perrera por no ser apta «para brindar los niveles de atención que anuncian». Por último confiesa el vacío imposible de llenar que les ha producido la pérdida de su mascota. 

Comparte con tus amigos










Enviar

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here