fbpx

Los partidos que apoyan la caza ganan las elecciones en Castilla y León (y los ‘anti’ se estrellan)

PP y Vox mejoran sus resultados en las Elecciones a las Cortes de Castilla y León 2022 mientras que Unidas Podemos y PACMA pierden miles de votos

Cazadores manifestándose en Valladolid en 2017. © Israel Hernández
Cazadores manifestándose en Valladolid en 2019. © Israel Hernández

A lo largo del día de hoy se han celebrado las Elecciones a las Cortes de Castilla y León 2022. Por primera vez, la caza y la pesca han cobrado especial protagonismo en los comicios, y eran varios los partidos políticos que concurrían a las urnas con medidas destinadas específicamente a los ciudadanos que practican ambas modalidades en sus programas electorales.

La victoria ha sido para Alfonso Fernández Mañueco, candidato del Partido Popular que con el 90% de los votos escrutados ha ganado al obtener 31 procuradores, dos más que en 2019.

Su programa es el que más medidas incorporaba en favor de la actividad cinegética. Concretamente, la palabra «caza» aparecía citada en él hasta en ocho ocasiones. Entre las ideas que plantea para la próxima legislatura, Alfonso Fernández Mañueco promete crear «campañas de difusión, formativas e informativas sobre el papel cultural y de sostenibilidad de la caza y la pesca» en la región.

Por otro lado, los populares plantean mejorar la «operatividad y eficacia» de la gestión de sus 10 reservas de caza, la «creación de plataformas digitales y portales temáticos» para facilitar la burocracia en la caza o el desarrollo de «los contenidos de la nueva Ley de Caza de Castilla y León» para «facilitar a los titulares cinegéticos la elaboración de los Planes de caza y la realización de controles de fauna cuando se produzcan daños a la agricultura o a la ganadería». Además, promete promover la caza y la pesca como recurso turístico en la región.

Aunque sin duda su medida estrella, como ya adelantó el propio Mañueco en una entrevista concedida a Jara y Sedal, es que bonificará «las tasas generales de las licencias de pesca y caza, y también las específicas de galgos, para dar un impulso a estas actividades y para beneficiar al mundo rural». Esto significa que la licencia de caza podría costar dos euros y uno la de pesca, tal y como ya planteó en los presupuestos de la comunidad este año, algo que finalmente no se aprobó por el adelanto electoral.

El PSOE sufre un duro correctivo

La candidatura de Luis Tudanca ha sufrido un duro correctivo al perder siete procuradores con respecto a las elecciones de 2019. En total, ha obtenido 28 representantes.

El PSOE se refería a la caza en su programa electoral en tres ocasiones, aunque de forma muy somera. De hecho, evitaba la utilización de la palabra «caza» y en su lugar se refería a la actividad «cinegética» en tres ocasiones y siempre acompañada de frases como «que cumplan los requisitos ambientales» o «con criterios de sostenibilidad». Concretamente planteaba la creación de un plan de gestión de montes y superficies forestadas, que permitirá un «aprovechamiento razonable» de los recursos contando con «la incorporación de la ganadería extensiva y la actividad cinegética con criterios de sostenibilidad».

No hay que olvidar que su partido ha sido el artífice de la prohibición de la caza del lobo ibérico, siendo Castilla y León una de las comunidades más afectadas por esta arbitraria y polémica decisión, alejada del mundo rural y su realidad. Además, es colaborador necesario de la Ley de Bienestar Animal o la reforma del Código Penal que ha impulsado Unidas Podemos desde el Gobierno, las cuales supondrían el mayor ataque a la caza y a la pesca realizado jamás en este país si salen adelante en los términos planteados.

Vox, el partido que más ha crecido

El partido político Vox, con Juan García-Gallardo a la cabeza, ha sido otro de los grandes ganadores de la jornada, puesto que su formación es la que más ha crecido. Ha pasado de tener 1 procurador a 12, de esta forma, previsiblemente la formación verde será clave para la formación de Gobierno en la comunidad, puesto que el Partido Popular no suma una mayoría suficiente para gobernar en solitario.

Aunque en su programa electoral no hacía referencia a la caza explícitamente, el partido de García-Gallardo es uno de los más comprometidos con la actividad cinegética. Prueba de ello es la presencia de Santiago Abascal en la semifinal del Campeonato de España de Galgos en Campo que se celebró hace unos días en Nava del Rey (Valladolid). No era la primera vez que Abascal aparecía en una jornada de caza, puesto que hace unos meses participó en una montería acompañando a una rehala. Además, Vox es uno de los grupos políticos que más iniciativas en favor de la caza ha promovido. Como ejemplo, hace solo unos días registraba una propuesta en el Congreso de los Diputados para proteger la caza con galgos.

Los partidos animalistas se estrellan

Una vez más se vuelve a repetir la tendencia que ya vimos en anteriores elecciones regionales como las que se celebraron en Castilla-La Mancha, Extremadura o Andalucía: los partidos que apoyan al mundo rural en general y a los cazadores en particular han obtenido buenos resultados mientras que los animalistas y ecologistas han sido duramente derrotados. En el caso de PACMA ha perdido más de un 30% de los votos con respecto a las elecciones del año 2019, por lo que ni si quiera ha logrado un solo procurador. En el caso de Unidas Podemos (que acudía en coalición con Izquierda Unida y Alianza Verde) solo ha obtenido 1 procurador. Esta formación política es una de las que más está atacando a la actividad cinegética con sus actuaciones desde el Gobierno central. No hay que olvidar la Ley de Bienestar Animal o la reforma del Código Penal a la que nos referíamos antes.