Es uno de los aspectos que más ha dado que hablar durante el anterior Gobierno de Pedro Sánchez y, ahora, el nuevo Ejecutivo ha decidido continuar con él. Hablamos de la ley animalista, desarrollada por Sergio García Torres y que tantas manifestaciones sociales ha provocado en toda España. Pablo Bustinduy parece querer seguir sus pasos.

La investidura de Sánchez, posible gracias a la coalición entre PSOE y Sumar y los 179 votos a favor, ha dejado múltiples intercambios dentro del equipo de gobierno. Entre otras salidas, la de Ione Belarra del ministerio de Derechos Sociales, Consumo y Agenda 2030 ha dejado a Pablo Bustinduy al frente de dicho cargo.

Así es Pablo Bustinduy

Pablo Bustinduy. © EFE

El nuevo ministro es una de las figuras con las que Sumar ha sustituido a los nombres que Unidas Podemos tenía en el Ejecutivo. Así, Bustinduy ha tomado el relevo de la secretaria general de la formación morada.

Pablo fue uno de los participantes del 15-M y, tras ello, se implicó en el nacimiento de Podemos, aunque nunca se le ha considerado uno de sus fundadores. Se encargaba de dirigir el área internacional del partido y se mantenía muy próximo a Pablo Iglesias.

Tras el nacimiento de Más Madrid, Bustinduy decidió abandonar la política institucional y volver a dedicarse a su anterior faceta académica. Esto sería así hasta que Yolanda Díaz le eligiera como uno de sus refuerzos de Sumar de cara a las elecciones del 23J.

Desarrollo de la ley animalista

Durante el acto en el que ha recibido su cartera de la mano de Belarra, Bustinduy se pronunció acerca de las acciones que llevará a cabo en los próximos cuatro años. Entre ellas, hizo mención a la Ley de Bienestar Animal.

En este sentido, el nuevo ministro aseguró: «Con las asociaciones de defensa y protección de los derechos y el bienestar de los animales, trabajaremos en los desarrollos reglamentarios de la ley», refiriéndose a que se apoyarán en las protectoras para terminar de elaborar el reglamento que desarrolle la ya publicada Ley 7/2023, de 28 de marzo, de protección de los derechos y el bienestar de los animales.

Esto, una vez más, ha generado gran revuelo en las redes sociales. Ya cuando en el Congreso de los Diputados se estaba fraguando la aprobación de la polémica normativa animalista, diversos expertos alertaron sobre el error que supondría su puesta en marcha.

Entre otras advertencias, recordamos que la Federación de Asociaciones Unidas por la Naturaleza y los Animales (FAUNA) desarrolló una campaña de firmas para plantarse contra la ley porque «daría lugar al mayor desastre animal al que se ha enfrentado nunca España. Cientos de miles de animales que hoy en día se mantienen con fines reproductores pasarían a estar prohibidos».


¿Continuará García Torres al frente de Derechos de los Animales con el nuevo Gobierno?


Asimismo, Antonio Purroy, catedrático de Producción Animal, consideró que «la ley animalista es polémica e innecesaria». El catedrático de la Universidad de Castilla-La Mancha y uno de los científicos con mayor reconocimiento mundial en enfermedades en animales silvestres, Christian Gortázar también avisó que dicha ley «carece de fundamento científico y genera incertidumbre».

A pesar de todo ello, el recién estrenado Ejecutivo y, en concreto, el nuevo ministro de Derechos Sociales, Consumo y Agenda 2030 continúan apostando por desarrollar la polémica y cuestionada ley animalista.