fbpx

Los lobos matan una cabra a Nel Cañedo y estalla: «Así es como se asegura la persistencia de la vida en los pueblos»

El conocido pastor explota tras sufrir un ataque de lobos y critica la gestión actual de la Consejería de Desarrollo Rural: «Echaros las manos a la cabeza cuando empiecen a salir en la Nueva España portadas de ataques contra los coches de la Consejería, coches con las ruedas rajadas o que alguno pierda los papeles y baje con la escopeta a la oficina comarcal de turno».

Edu Pompa

Nel Cañedo ha explotado de nuevo en las redes sociales ante los continuos ataques de lobos que sufren los ganaderos asturianos: «Alguna persona va a perder los papeles y bajará con la escopeta a la oficina comarcal de turno», ha advertido.

«Así es cómo se favorece la instalación de jóvenes ganaderos en el medio rural asturiano. Está llevando a cabo una gran política de gestión señor Calvo», dice Cañedo refiriéndose al consejero de Desarrollo Rural, Agroganadería y Pesca asturiano, Alejandro Calvo.

«Menos mal que provienen ustedes de familias ganaderas y entendían el problema al que nos enfrentamos los ganaderos en extensivo. Así es como se asegura la persistencia de la vida en los pueblos. Hay que poner todos un albergue, una vaca de leche para hacer el paripé y dedicarnos todos al turismo», se queja Cañedo sobre mientras señala una cabra recientemente muerta por el ataque de los lobos.

El pastor defiende que no se trata de «daños puntuales»

«Estos son los casos puntuales señor Calvo», señala una vez más Cañedo. «Estamos a 20 de julio, el día 16 en este mismo valle otras dos cabritas. ¿y ahora qué? ¿Cómo arreglamos esto?», pregunta.

«Esto era el futuro del rebaño. Si dejo 20 cabritas para reponer y todos los años el lobo me mata 15. El rebaño se va a la mierda. Y otras cinco cabras grandes que me las mata el lobo… no salen las cuentas», dice sobre el problema de reposición que los ataques de los cánidos provocan en la ganadería en extensivo de la región.

«Qué poca vergüenza. Ahora mismo lo que me apetece es agarrar esta pobrina, según está, meterla en una bolsa y llevarla a donde vaya usted a comer hoy y tirarla al plato. Que disfrute a gusto de la comida. Que esto es lo que tengo que hacer yo después de almorzar. Venir a ver esto», dice muy cabreado el pastor refiriéndose al Consejero.

«Los tiros deberían de ir contra los despachos que gestionan esto»

«Luego echaros las manos a la cabeza cuando empiecen a salir en la Nueva España portadas de ataques contra los coches de la Consejería, portadas de que la paz y la tranquilidad en los Picos de Europa se acabó y de que el turismo no viene a los Picos de Europa porque dejan el coche en cualquier sitio aparcado y misteriosamente cuando vuelven tiene las ruedas rajadas y el coche incendiado… entonces nos echaremos las manos a la cabeza. En eso va a parar. En eso o en que alguna persona pierda los papeles, baje con la escopeta a la oficina comarcal de turno y empiece a pegar a tiros y paguen la culpa los que no tienen culpa de nada. Cuando los tiros deberían ir hacia los despachos que gestionan esto», dice por último señalando a la cabra.

Deja una respuesta