fbpx

Una mujer caza este espectacular corzo peluca en Huesca

Leticia Liñán cazó el pasado 11 de octubre un espectacular corzo peluca que tiene siete puntas grandes –sin contar las pequeñas que nacen-.

Javier Fernandez-Caballero

La cazadora Leticia Liñán, guía de caza de Hunter’s, tuvo la suerte de abatir un espectacular corzo peluca el pasado sábado, 11 de octubre, en un coto de la provincia de Huesca. El animal, que luce una increíble peluca, posee hasta siete puntas grandes, sin contar las pequeñas que le nacen y no pueden apenas apreciarse.

«No sabía de su existencia, nadie lo había visto ni en primavera ni en el celo. Cuando lo vi ya escapaba, pero en la distancia pude adivinar que era un buen trofeo», comienza explicando Leticia. «Paró unos segundos en los que, de frente, parecía mirarme. Mi única oportunidad era apuntar al pecho, sin apoyo ni tiempo, y disparar lo antes posible», relata sobre el lance.

«¡Ya!», exclamó la cazadora tras el primer disparo con su rifle Winchester Titanium del calibre .270 Win. «Vi que estaba tocado pero desapareció de un solo salto en el espeso pinar al que ya se dirigía buscando refugio, y lo perdí de vista», describe Liñán.

«Con toda la serenidad que pude y que no sé cómo puede aguantar, esperé esos minutos que a todos nos parecen horas y fui a buscar la sangre. Daba poca, muy poca, y se perdía al saltar uno de esos miles de muros de piedra seca que dibujan nuestro peculiar y difícil prepirineo, el peor escenario para pistear», sigue relatando la cazadora.

Otra imagen del corzo peluca. ©V. L.
Otra imagen del corzo peluca. ©V. L.

Su teckel le ayudó a pistear el corzo peluca

En cuanto perdió la sangre por primera vez supo que sólo con la ayuda de un buen perro podría tener alguna oportunidad. «Sía, mi jovencísima Teckel de pelo duro, estaba conmigo. Sería una prueba muy dura para una perra tan joven e inexperta, pero había que intentarlo.

La puse en la sangre, la perdió una vez, la traílla no la dejaba avanzar, confiaba en ella y decidí soltarla. No hizo falta más, un buen perro sabe cómo hacer las cosas, nace sabiendo cómo hacer las cosas. En minutos encontró el corzo que, a buen seguro, hubiésemos dado por perdido», relata aún emocionada la cazadora.

Lo hallaron a más de 300 metros de la zona del disparo

Otra imagen del corzo peluca. ©V. L.
Otra imagen del corzo peluca. ©V. L.

El disparo estaba bien colocado, «un poco bajo pero bueno», añade Liñán. «El .270 Winchester no falla pero el instinto de supervivencia de un animal nunca debe subestimarse, nunca deja de sorprender, ya que fueron más de 300 metros en los que se negó a creer que estaba muerto», comenta.

Al llegar no lo podía creer: «Durante unos segundos no lo entendí, ¿cómo podía tener un corzo tener la borra en octubre? Enseguida reaccioné y entendí que era uno de esos corzos con peluca y con un trofeo imposible de creer», señala la cazadora. «Es difícil saber cuántas puntas tiene, incluso cuesta entender su forma pero, en su rareza, es absolutamente precioso, especial, único como el lance, como este día de caza, mi día de caza, mi lance, mi corzo», concluye su relato Liñán.

Estos son los 13 corzos más raros cazados en España tras el confinamiento

Estos son los 13 corzos más raros cazados en España tras el confinamiento
Algunos de los corzos raros más llamativos de 2020.

El coronavirus ha dejado una atípica temporada de corzos que, de forma inusual, se ha alargado hasta este 16 de agosto en comunidades como Castilla-La Mancha. En Jara y Sedal hemos seguido el día a día de la actualidad corcera, informando durante cada jornada de los corzos más raros, peculiares o grandes cazados a lo largo y ancho de nuestra geografía.

A continuación te hacemos un resumen de los 15 corzos más raros cazados en España tras el confinamiento. Una recopilación de esta atípica temporada que ya será conocida para siempre como la del COVID-19. Te los mostramos en este enlace.