fbpx

Los animalistas atraen a los jabalíes a las ciudades al alimentar a los gatos callejeros

Varios vídeos tomados por un vecino de la localidad castellonense de Peñíscola demuestran cómo los jabalíes se alimentan de la comida que proporcionan los animalistas en las colonias felinas.

gatos jabalíes
Un jabalí junto a un gato en un comedero.

La alimentación de las colonias felinas en las periferias de las ciudades puede traer problemas en cuanto a la seguridad vial y el bienestar de las personas, como así demuestran varios vídeos grabados por un vecino de la localidad castellonense de Peñíscola en los que se puede apreciar cómo los jabalíes se alimentan de la comida que sirve para dar de comer a las poblaciones de gatos cercanas al municipio.

Antonio Peinado, presidente del Club de Cazadores de Benicarló, explica a la redacción de Jara y Sedal que ésta es una zona libre de caza, ya que es un lugar cercano a distintos escenarios turísticos de la ciudad: «Los jabalíes viven a sus anchas en fincas de naranjos perdidos y jardines de la zona». «Los accidentes han crecido mucho» en esta carretera, que une Benicarló con Peñíscola, y en la que hay numerosos hoteles, según detalla el cazador.

«Allí dentro los jabalíes han proliferado mucho en los últimos años», expone. Por ello, hace dos años optaron desde el club por solicitar esperas nocturnas para ayudar a los agricultores. «Lo curioso del caso es que nos indican que no podemos alimentar a los jabalíes para las esperas, pero estas colonias de gatos se alimentan con decenas y decenas de cubos de comida. Y las personas que los ponen no se dan cuenta que no comen los gatos, sino los jabalíes», denuncia el cazador.

«Esto, cada noche, es una locura: cuando los agricultores plantan sus campos de sandías y coles, pierden miles de euros. Y solo nos meten presión a los cazadores que queremos ayudarles», lamenta. Además, «hay mucho accidente en la zona. Peñíscola está a 7 kilómetros de Benicarló y en la carretera que une las ciudades suceden multitud de accidentes de tráfico», vuelve a repetir Peinado.

Un problema que se agravaría si saliese adelante la Ley de Bienestar Animal

El vídeo también muestra que, además de un problema para la salud pública por las enfermedades que pueden transmitir, las colonias felinas que quiere blindar el Gobierno en su Anteproyecto de Ley de Protección y Derechos de los Animales pueden poner en muy serio peligro la vida de las personas, puesto que su alimento sirve para que crezcan estas poblaciones de jabalíes en zonas cercanas a las ciudades, poniendo así en riesgo la seguridad vial.

Por otro lado, un reciente estudio científico realizado por profesoras de la Facultad de Veterinaria UCH CEU alerta que la leishmaniosis felina se está extendiendo de «manera preocupante» y que es ya «un problema emergente de salud pública» en estas poblaciones felinas, de las que por otra parte se ha demostrado científicamente que son las responsables de la extinción de 63 especies de animales.