fbpx

Un jabalí entra en Zamora y la lía: un coche se estrella y un hombre acaba en el hospital

El pequeño jabalí se introdujo en Zamora y provocó un accidente minutos después de hacer que un hombre se cayese y se fracturase el hombro.

Javier Fernandez-Caballero

Un pequeño jabalí sembró el pánico en la tarde de ayer jueves 17 de septiembre en la zona de la carretera de La Aldehuela, situada en la periferia de Zamora capital, sobre las 18:30 horas.

Según explicaron testigos presenciales a Zamora 24 horas, dos personas que practicaban deporte lo encontraron y lograron que cambiase su dirección para que no siguiese hacia la ciudad y además llamaron a la Policía Municipal para alertar de que el animal se encontraba por la zona y podía haber algún incidente. Además, uno de ellos consiguió grabarlo con su móvil, y las imágenes no tardaron en volverse virales.

Antes de la llegada de la Policía Municipal, el animal ya estaba muerto en la carretera después de que un coche se hubiese estrellado contra él, pero antes de ese desenlace, un hombre que paseaba con su bici por la zona vio al animal, se asustó y cayó al suelo fracturándose el hombro. El resultado fue el traslado al hospital de esta persona, que resultó herida.

¿Cómo actuar ante el ataque de un jabalí?

Si hay una especie en España que se acerca a lo que en otros países se conoce como ‘caza peligrosa’ ésa es, sin duda, el jabalí. Y no lo decimos porque sí. Es el animal que más bajas ha causado en las recovas y el que ha mandado a más monteros y rehaleros al hospital. Incluso ha llegado a matar a algunos cazadores.

La colmillada de un jabalí suele ir al mismo sitio que la cornada de un toro: cerca de la ingle y buscando la femoral. Por su parte, el mordisco de una guarra te puede partir cualquier hueso del cuerpo con una facilidad pasmosa y eso, amigo cazador, son palabras mayores. No existe tablilla que lo merezca.

Si se encuentra acorralado o herido, o simplemente se siente amenazado, es muy peligroso y no duda en arremeter contra lo que se le pone por delante. Su rapidez, su tremenda fuerza y sus colmillos pueden poner en un aprieto a cualquier cazador. Por eso, en este artículo vamos a enumerar distintas situaciones que se pueden producir en el campo y las diferentes formas de actuar según las circunstancias. Te lo mostramos en este enlace.