fbpx

Caza en espera y sin visor un jabalí con unas monstruosas amoladeras

Javier Fernandez-Caballero

Este cazador seguía la pista de este monstruoso jabalí desde el pasado 3 de julio, cuando consiguiera grabarlo por primera vez con una cámara de fototrampeo. Un mes más tarde lo cazó. Nos lo cuenta.

19/9/2019 | Redacción JyS

jabalí
Jesús Vicente, con el jabalí. / J.V.

El cazador castellonense Juan Vicente Serrano Herrero, de 42 años y natural de la localidad de Artana (Castellón), cazó el pasado 30 de julio un enorme jabalí en la Sierra Espadán, en las cercanías de Ahín, pequeño municipio de la citada provincia.

El cazador seguía la pista del animal desde el pasado 3 de julio, día en el que lo fotografió por primera vez. Una semana antes de poner la cámara, Serrano se fue de vacaciones con su familia, por lo que tuvo que dejar de cebarlo durante unos días. «Cuando regresé, vi que aún entraba de vez en cuando a la zona», explica.

Según nos cuenta, finalmente lo consiguió cazar con su rifle Browning Battue MKII Ligth en calibre .30-06 Springfield y… ¡sin visor! Para alumbrar: utiliza una linterna acoplada al cañón. «Creo que por eso aún más complicado, ya que muchas veces no tiro por no estar seguro de que es la pieza que quiero», explica. Cuando le tocó ir de espera -ya que en su sociedad solo cuentan con permiso uno o dos días a la semana-, tenía todo a pedir de boca para que le entrase el animal, aunque en esa jornada la suerte no estuvo de su lado: «Esperé hasta las 3 de la mañana, pero no quiso entrar», explica.

jabalí
Más imágenes del jabalí antes y después de abatirlo. / J.V.

A la semana siguiente Serrano acudió al lugar y escuchó sus pasos a caer la noche: «La sorpresa fue que al contrario de la semana anterior, había más de un jabalí y allí empezaron a enfrentarse unos con otros», reseña el cazador.

Al cabo de dos horas de estar escuchando cómo se peleaban y corrían de un lado a otro comiendo almendras escuchó algo cerca del bidón y, al rato, al jabalí comer y cómo le daba con el morro «sacándole todo el aire que tenía dentro».

Juan Vicente, creyendo que el que tenía en el cebadero sería el más joven y que tenía que esperar a que entrara el macho viejo, esperó más de 20 minutos a ver si finalmente se decidía. Su sorpresa fue que, al encender finalmente la linterna y verlo tan grande, se percató que se trataba del protagonista de esta historia y apretó el gatillo.

«Llamé a mi cuñado para que me ayudara a sacarlo y fui a verlo. Entonces vi las amoladeras y supe que, efectivamente, era el que estaba buscando», dice el cazador, que asegura a este medio que quedó «muy contento» ya que este verano había conseguido cuatro machos, «pero ninguno como este».

Este es el vídeo del animal un mes antes de cazarlo:

¿Tienes una historia que contarnos? ¡Envíanosla y podrás ganar munición gratis!

El perfil de Facebook de jaraysedal.es está a punto de alcanzar los 800.000 seguidores. Por ello, la revista de caza más leída de España, ha organizado un concurso para celebrarlo. 

Solo tienes que enviarnos un email a info@revistajaraysedal.es contándonos tu mejor historia de caza mayor y adjuntar las fotos de ese día y tu número de teléfono. No tiene por qué ser el relato de un trofeo medallable, aunque se valorarán aquellos grandes, curiosos o extraños que les acompañe una buena historia. Si has cazado un animal inusual o el lance o la historia que lo rodea fue única, ¡cuéntanosla! Puede que ganes ¡más 100 euros en munición metálica para tu rifle!* Te contamos más detalles aquí.