fbpx

La Guardia Civil publica la foto de un agente con un corcino y los cazadores lo reprueban

Javier Fernandez-Caballero

La Guardia Civil publica la fotografía de uno de sus agentes sosteniendo entre sus manos a un corcino con pocas semanas de vida y los usuarios de Instagram se lo recriminan: «Si lo tocáis la madre lo huele y lo rechaza».

12/2/2020 | Redacción JyS

Guardia Civil corcino
Foto publicada por la Guardia Civil y comentario de un usuario. / Instagram

La cuenta de Instagram de la Guardia Civil ha protagonizado una ardua polémica en las redes sociales este miércoles, 12 de febrero, después de publicar la fotografía de uno de sus agentes sosteniendo entre sus manos a un corcino con pocas semanas de vida.

Los usuarios han tardado tan sólo minutos en reprochar la actitud no sólo del agente, sino del ‘community’ de la Guardia Civil: «Si lo tocáis la madre lo huele y lo rechaza», señalaba un usuario; «Corzo y no hay que tocar a las crías, luego su madre la rechazará», espetaba otro.

Este es el polémico mensaje lanzado por la Guardia Civil y la respuesta de los usuarios:

Este mensaje llega tan sólo unos días después de que la Policía Nacional también la ‘liara’ en redes sociales publicando en Twitter un mensaje criminalizando a los cazadores y alimentando el discurso de odio animalista al asegurar que muchos galgos son abandonados o sacrificados en febrero, coincidiendo con el fin de la temporada de caza. Se da la circunstancia de que justo ese día, la Guardia Civil desmontó en Jara y Sedal la tan manida mentira de los 50.000 galgos abandonados al año.

¿Por qué no se deben tocar los corcinos en primavera?

Proyecto Corcino 2019
Cartel del Proyecto Corcino 2019. / ACE

Con la llegada de la primavera son muchos los corcinos que, ocultos entre la vegetación, perecen víctimas de la maquinaria agrícola, de perros incontrolados o son recogidos, de forma inconsciente, por personas que desconocen el comportamiento reproductivo del corzo.

Temporada tras temporada vemos cómo son cientos de corcinos los que entran en los centros de recuperación de fauna, entregados por personas que, con la mejor intención, piensan que los están salvando la vida cuando, en el mejor de los casos, si logran salir adelante quedarán inhabilitados para su vuelta al medio silvestre. Te contamos por qué en este enlace.