fbpx

La Guardia Civil caza a un madrileño que recechaba corzos en Burgos tras hacerle una 'espera'

Edu Pompa

Agentes de la Guardia Civil detuvieron a un varón de 57 años que recechaba corzos en un coto privado burgalés en pleno confinamiento. Localizaron un vehículo sospechoso y solo tuvieron que aguardar a que regresase.

furtivo
El arma con el que se habría realizado la infracción. / Guardia Civil

La Guardia Civil ha identificado y sancionado a un vecino de Madrid, de 57 años, al que pillaron in fraganti recechando corzos en un coto privado de caza de la Ribera (Burgos). Según ha informado Burgos Conecta, el hombre carecía de autorización, lo que supone un incumplimiento del estado de alarma. En concreto, no solo incumplía el confinamiento, pues el suceso se produjo en abril, sino que además infringía la prohibición de ejercer la caza.

Según informa el citado medio, los hechos ocurrieron el pasado mes de abril en un terreno cinegético emplazado en La Ribera, cuando una patrulla de la Guardia Civil localizaba un vehículo todoterreno estacionado en un paraje alejado de la localidad más próxima. Ante la sospecha de que algún vecino pudiera estar quebrantando el confinamiento o cometiendo alguna infracción, la patrulla realizó una vigilancia discreta.

Los agentes esperaron al furtivo junto a su vehículo

Trascurrida más de una hora de espera, ya con apenas luz diurna, los agentes divisaron una persona que salía caminando del monte y se dirigía hacia el vehículo. Sobre el hombro portaba un arma larga y transportaba también una mochila y unos prismáticos colgados del cuello.

Poco después fue interceptado a la altura del coche y tras un somero registro a su interior, fue localizado, tapado bajo una chaqueta y una mochila, un rifle de caza del calibre .300 Winchester Magnum, provisto de un visor.

El arma se encontraba fuera de su funda y con munición en su interior, por lo que estaba dispuesta para su uso.

Además de carecer de la autorización en regla para ejercer la caza en el terreno cinegético donde se encontraba, se daba la circunstancia de que como lugar de residencia habitual del hombre figuraba un domicilio de Madrid.

Adicionalmente a las infracciones en materia de caza, ha sido propuesto para sanción administrativa por incumplir el confinamiento y la limitación de desplazamientos propuestos con motivo de la covid-19. El arma junto con su guía de pertenencia fue intervenida por los agentes.

Deja una respuesta