fbpx

Un guarda de un coto de caza salva a una liebre con una pata rota

Este guarda de caza y su novia localizaron una liebre herida en un coto toledano. Tenía una pata rota, por lo que la capturaron y la están curando para poder devolverla al monte.

Javier Fernandez-Caballero

El joven guarda rural David Díaz-Guerra ha protagonizado una de las historias más emotivas de los últimos días en el mundo cinegético, ya que ha rescatado y está curando en su casa a una liebre que tenía una pata rota y que se encontró en un coto de la localidad toledana de Portillo.

«En una mis diarias patrullas de vigilancia por un coto de la provincia de Toledo iba acompañado por mi novia, Nuria Rojas, cuando nos sorprendió el comportamiento de una liebre agazapada junto a un camino vecinal», comienza explicando a este medio el guarda.

Después de observarla durante varios minutos se dieron cuenta de que le sangraba una pata delantera por una rotura. «Decidimos capturarla para llevarla a casa y allí desinfectar la herida y curársela», explica el joven. Ahora está en casa a salvo de depredadores, «que seguro que se habrían aprovechado de su estado de debilidad», añaden. En pocos días cuando se recupere la volverán a soltar en su hábitat.

Otra imagen del rescate. © D.D.

«La liebre está pasando por  una etapa bastante difícil por culpa de las enfermedades y el gran número de depredadores que tiene, por lo tanto toda ayuda que realicemos hacia ella bienvenida sea», defiende el guarda.

Además, describe que cuando volvían a casa su novia le comentó que antes cuando escuchaba la palabra caza lo asociaba con ir al campo a matar animales y ahora gracias a él ha aprendido que «la caza no es matar por matar, sino que es una forma de regular las poblaciones de animales para que nuestros campos estén libres de enfermedades y haya un equilibrio en el que puedan convivir, animales, agricultura y personas», defiende por último David.

Un cazador cura a una liebre enferma de mixomatosis y la libera: así fue el proceso

Un cazador cura a una liebre enferma de mixomatosis y la libera: así fue el proceso
Varios momentos de la curación de la liebre con mixomatosis. / B.M.

El cazador Blas Enrique González, presidente del coto de caza de la localidad toledana de Villacañas -compuesto por unos 280 cazadores- ha protagonizado un vídeo que ha enviado a la redacción de Jara y Sedal en el que cura a una liebre enferma de mixomatosis que encontró hace unas semanas en el término del municipio manchego.

Aunque González explica que hace dos años curó tres más, ha sido ahora cuando ha decidido a grabar el proceso de sanación de este ejemplar, uno de los treinta que se notificaron en Villacañas con mixomatosis en las últimas semanas. Te lo mostramos en este enlace.