Las personas que trabajan en continuo contacto con la naturaleza, como es el caso de los relacionados con el mundo rural, suelen encontrarse con ciertas situaciones complicadas de llevar, de manera habitual. Esto, sobre todo, es común cuando tienen que ver con los animales que habitan en ella. Así nos lo muestra el vídeo que vamos a ver a continuación, con dos lebratos como posibles víctimas.

La escena tuvo lugar en el municipio de Los Santos de Maimona, ubicado en la provincia de Badajoz. El protagonista de la misma es Lolo Bellido, un agricultor y cazador que ha llevado a cabo una acción que es una clara demostración del amor y la responsabilidad hacia los seres con los que comparte escenario de trabajo.

Evitó acabar con la vida de dos lebratos

«Durante la mañana estaba arando con el tractor y vi que la hierba se movía un poquito», comienza contando Lolo respecto a cómo empezó la situación. Al principio y tal y como confiesa él mismo, «no sabía si era una codorniz». Sin embargo, fuera el animal que fuera, tenía claro que iba a intentar esquivarlo.


Un ciervo se planta en mitad de un camino y carga contra este agricultor y su tractor


Después de esto, el agricultor y galguero se dio cuenta de que era una «liebre chica». Entonces, se paró, y cogió al animal para evitar llevárselo por delante. Tras avanzar unos metros con el tractor, Lolo se encontró también con otro lebrato que, tal y como considera, «sería su hermanilla».

En concreto, Lolo estaba sembrando con su tractor cuando se encontró con estos dos pequeños animales. Ante su presencia, decidió grabarlos y tener con ellos este gesto, que vemos en el siguiente vídeo, con el que evitó acabar con sus vidas de manera accidental.