fbpx

El fundador de Galgos del Sur es denunciado por usar la foto de un menor para criminalizar a los cazadores

Javier Luna, conocido por ser fundador de Galgos del Sur y coordinador de PACMA en Córdoba, usa la imagen sin permiso del padre. Ahora ha sido denunciado.

javier luna

El animalismo radical lo ha vuelto a hacer. Esta vez ha utilizado la imagen de una persona vulnerable como un niño para manipular a la sociedad a través de las redes sociales. En este caso Javier Luna, famoso animalista por ser fundador de la asociación Galgos del Sur y coordinador de PACMA en Córdoba, ha usado la imagen del hijo del rehalero Manuel Domínguez, de solo cuatro años, para atacar al mundo cinegético. Además lo ha hecho desde su página oficial de Facebook, un perfil que utiliza para autopromocionarse y realizar llamamientos públicos para sumar adeptos a su causa.

Manuel Domínguez padre, en declaraciones a este medio, ha explicado que esta misma mañana ha visitado el cuartel de la Guardia Civil de su localidad para intentar denunciar el hecho, y a pesar de que la cara del joven está pixelada, intentará llegar hasta la última posibilidad de denunciar el hecho con el equipo jurídico de la Asociación Española de Rehalas.

«Es indignante que se utilice la foto de un menor para manipular sobre el mundo de la caza y que, además, se haga sin permiso. Los valores que yo intento infundir a mi hijo sobre el mundo de la caza le dan mil vueltas a los suyos: nosotros amamos a los animales de verdad, son nuestra vida, y los perros es lo más importante que tenemos. Forman parte de nuestra familia. Por eso me duele de verdad que se manipule de esta forma, y más con un niño», defiende en palabras a este medio Domínguez.

Un mensaje de odio junto a la imagen del pequeño

El texto que acompaña a la imagen y que ha sido publicado por Luna es el siguiente: «Los ciudadanos andaluces no debemos permitir que nuestros hijos sean educados en la caza, que los libros de texto laven la cara de una tradición cruel con los animales, que los violentos que ejecutan animales cruelmente y los maltratadores de perros entren en los colegios a adoctrinar a nuestros hijos en la caza. Nuestros hijos tienen que ser educados en el respeto a nuestro entorno natural y los animales».