fbpx

Un furtivo abate un macho montés pero lo deja en una cuneta para huir del Seprona

La Guardia Civil investiga al autor de los hechos, que fue identificado, y a otras tres personas que habrían abatido diferentes animales sin autorización en las localidades albaceteñas de Nerpio y Tobarra.

furtivos cabra montés
Macho montés. © Guardia Civil

Efectivos de las Patrullas del Servicio de Protección de la Naturaleza (Paprona) de la Guardia Civil de Elche de la Sierra y Hellín investigan a cuatro personas que habrían abatido varios ejemplares de cabra montés (Capra pyrenaica) sin autorización de los titulares de los terrenos cinegéticos. Uno de ellos dejó al macho montés que había abatido en una cuneta para darse a la fuga, pero agentes del Seprona lograron identificarlo.

Los investigados, de entre 35 y 64 años de edad, son vecinos de las localidades albaceteñas de Nerpio y Hellín, otro de la alicantina de La Romana y el cuarto de Ibiza, según ha informado la Guardia Civil en un comunicado.

Agentes del Seprona de la Guardia Civil detectaron el primero de los hechos tras aparecer en la orilla de la carretera AB-5014, dentro del término municipal de Nerpio, un ejemplar macho de cabra montés abatido por un disparo, cuyo autor abandono apresuradamente el lugar para no ser identificado.

Las gestiones realizadas por los agentes del instituto armado que investigaban los hechos consiguieron identificar al autor del disparo, que resultó investigado como presunto autor de un delito relativo a la protección de la flora, fauna y animales domésticos, al no contar con la preceptiva autorización del titular cinegético para la caza del macho montés.

Dos casos más de furtivismo en la misma zona

El segundo hecho de furtivismo detectado en la misma comarca sucedió el pasado mes de noviembre cuando, gracias una llamada ciudadana, fueron identificadas dos personas que habían abatido ilegalmente dos ejemplares de macho montés en un paraje próximo a la aldea de La Dehesa, dentro del término municipal de Nerpio.

El tercer hecho, similar a los dos anteriores, tuvo lugar cuando efectivos del Seprona identificaron a una persona que transportaba en su vehículo la cabeza de un ejemplar de macho montés sin el precinto correspondiente, abatido en un paraje del término municipal de Tobarra, careciendo igualmente el investigado del pertinente permiso del titular del acotado.

Las diligencias instruidas por efectivos del Seprona de Elche de la Sierra y Hellín fueron puestas a disposición de los Juzgados de Instrucción número 1 y 2 de la localidad albaceteña de Hellín.