fbpx

30 fotos antiguas de caza que retratan nuestra historia como cazadores

Las imágenes que a continuación se muestran forman parte de la historia cinegética: se trata de una treintena de fotos antiguas de caza con escenas gloriosas y también dramáticas del pasado en el mundo de la caza a lo largo de todo el planeta. Te sorprenderán. 

En las siguientes páginas mostramos una treintena de imágenes para el recuerdo, una recopilación de 30 instantáneas de la página Hunting -y alguna de ellas de Jara y Sedal– que dan una idea de cómo se vivían las jornadas cinegéticas décadas y siglos atrás. Recuerda que si tienes alguna y quieres compartirla con nosotros nos la puedes enviar a info@revistajaraysedal.es.

En el Viejo Oeste americano

Una fotografía en los tiempos del Viejo Oeste americano con un oso cazado. El cazador de pie a la izquierda sostiene un Winchester Modelo 1876.

Una imagen increíble

Una imagen casi increíble: el final de una cacería de osos pardos en Transilvania, Rumanía, en los años 40 del pasado siglo. Los hombres uniformados en la foto con los cazadores son guardas del servicio forestal y posan junto a una decena de grandes osos.

Faisán con arco

La caza del faisán con arco décadas atrás. Sin poleas ni ayudas de ningún tipo. Abatir una pieza con uno de estos sí tenía mérito.

Cazando morsas

En esta imagen se puede ver a dos esquimales cazando morsas en 1920. En sus manos dos carabinas de repetición y, previsiblemente, un calibre pequeño.

Una peculiar técnica de acecho

Técnica de acecho de un cazador nigeriano del norte disfrazado de pájaro córneo, en el año 1902.

Un raro retrato de Seth Kinman

Un raro retrato tumbado del icónico cazador estadounidense Seth Kinman (1815 -1888). Fue un extraño y controvertido personaje, casi una leyenda popular. También fue uno de los primeros colonos de California, que entró en guerra con los indios y uno de los responsables de erradicar el oso grizzly de California por orden del Gobierno. Era famoso por sus extravagantes artesanías como sillas de oso y similares. En la imagen aparece un violín hecho con un cráneo de burro.

¿Real o ficción?

Real o no, el título original de esta imagen decía: «Tigre de Bengala matando a un batidor indio durante una cacería de tigres con elefante en India, en el año 1937».

Caza de búfalo

Caza de búfalo en Montana, en el año 1880.

Cazando antílopes con guepardos

Al igual que nosotros cazamos liebres con galgos, a finales del Siglo XIX no era raro ver a guepardos entrenados para cazar antílopes en la India.

Hace 130 años

Campamento de caza mayor en Montana, 1889. Ciervos, osos… nada se resistía a este grupo de cuatro avezados cazadores.

Stephen Meek, un hombre duro

Retrato de un hombre duro: Stephen Meek, cazador estadounidense y hombre de montaña nacido en 1805. Alrededor de 1835, desarrolló su labor como cazador libre en la Hudson Bay Company. Meek ha dejado su huella en todo Estados Unidos, de este a oeste.

Sobrevivió al ataque de un oso polar

Cazador de Chukchi -pueblo paleosiberiano que ocupa una zona muy extensa y casi despoblada entre el mar de Bering y el mar de Chukchi-. Sobrevivió al ataque del oso polar. Fotografiado por Dmitry Debabov.

Un viejo trampero

Un viejo trampero de New Brunswick, 1895, cargado de pieles y de cepos.

La Ceremonia del Oso

Un jefe anciano lava ritualmente una piel de oso recién cazado durante la Ceremonia del Oso, en la isla de Hokkaido, Japón.

Sesión de tiro femenina

Damas victorianas durante una sesión de tiro.

Un cazador asesinado por los indios

Los peligros de la caza eran muchos en siglos anteriores. Aquí se encuentra el cazador de búfalos Ralph Morrison, muerto y escoltado por los Cheyennes cerca de Fort Dodge, Kansas, el 7 de diciembre de 1868. Se puede apreciar cómo le falta parte de su cabellera. Fotografía de William S. Soule.

Intercambiando historias de caza

Año 1939 en las Grandes Montañas Humeantes de Tennessee. Ancianos indio y colono intercambiando historias de caza. Foto de National Geographic.

Cazando conejos

Extraordinaria percha de conejos cargada por un guarda inglés en 1951.

Una rebeco

El legendario guía montañero y cazador Emil Epp (1899-1981) en los Alpes suizos, con un rebeco.

De cacería en Soria hace un siglo

Kike HY nos envía esta foto tomada entre 1920 y 1930. «Son mi bisabuelo y su cuadrilla por la zona soriana de Vinuesa», cuenta a Jara y Sedal.

Buena defensa entre olivos jiennenses

Antonio Díaz Era nos envía esta instantánea de Ibros (Jaén). Comenta que por aquel entonces las “orejonas” y patirrojas se defendían bien entre los olivos.

De caza en Asturias en los años 60

José Manuel Montes González nos envía esta fotografía tomada en Asturias en los años 60.

Un gran bisonte

El cazador Bert Klineburger y un enorme bisonte. El gobierno de los EEUU impidió que los cazadores del país lo importaran. Hoy la ley ha cambiado y ahora se puede hacer.

Con una liebre en Nuevo México

Cazador indio con una liebre en Nuevo México, Estados Unidos.

Ratas en la trinchera

Ratas atrapadas en las trincheras de Francia durante la primera guerra mundial. Nos recuerda a la obra El Ratero, de nuestro querido Miguel Delibes.

Niños conuna morsa cazada

Foto centenaria de niños esquimales con una morsa cazada por sus padres. No tenía que ser fácil la vida en esos entornos fríos…

Hace décadas en Rumanía

«Mi bisabuelo en el medio», foto tomada hace décadas en la región de Banat, Rumania. Todor Milovan es el propietario de esta fotografía. 

Ernest Hemingway y su hijo

Ernest Hemingway midiendo el trofeo de ciervo de su hijo Patrick en Sun Valley, Idaho, 1946. El escritor fue un reconocido cazador.

Una difícil de explicar

Una fotografía realmente difícil de explicar… Un oso muerde a un cazador en la mano mientras otro se acerca para espantarlo. No podemos confirmar si es real o falsa, pero lo cierto es que esta escena se ha repetido miles de veces entre lo cazadores de osos a lo largo de la historia.

Una buena caza de zorros con trampa

Los hermanos tramperos estadounidenses Raymond Shaffer y Edwin Shaffer cazaron 63 zorros rojos y 5 plateados en 1920. Una buena línea de trampas.

Deja una respuesta