fbpx

La FAC pide a la Junta de Andalucía que defienda la caza de la perdiz roja tras su intento de prohibición

La RFEC denunció el viernes que la Comisión Europea, con la complicidad del MITECO, ha incluido esta especie en el listado de aves amenazadas para intentar prohibir su caza

La Federación Andaluza de Caza ha pedido públicamente a la Junta de Andalucía, y especialmente a su Consejería de Agricultura, Pesca, Ganadería y Desarrollo Sostenible, que defienda activa y públicamente la caza de la Perdiz Roja frente al intento de prohibición iniciado por la Comisión Europea tras incluirla dentro del listado de aves que se encuentran en un estado amenazado.

El presidente de la Federación Andaluza de Caza, José María Mancheño, ha remitido esta mañana una carta al presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, y a la consejera de Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, en la que solicita al Gobierno Andaluz que inicie la defensa activa de la actividad cinegética frente a lo que considera un “gravísimo ataque frontal a los cazadores”.

Cabe recordar que, este viernes, la Real Federación Española de Caza denunció públicamente que el Comité NADEG de la Comisión Europea, con la complicidad del Ministerio de Transición Ecológica y con una absoluta falta de transparencia, ha iniciado el proceso para intentar limitar y prohibir la caza de la Perdiz Roja como única solución para mejorar su estado de conservación, sin tener en cuenta los factores que se han demostrado científicamente como principales causas del declive de esta especie.

Deriva prohibicionista en Europa

No en vano, multitud de informes y estudios científicos apuntan a la pérdida y deterioro de hábitats, principalmente vinculados a la actividad agraria, como principal causa de del descenso poblacional de la perdiz, así como de otras muchas aves esteparias no cazables. Precisamente, el pasado 20 de mayo la Federación Andaluza de Caza presentó a la Junta de Andalucía un plan de medidas, elaborado por 15 científicos y técnicos, para recuperar la biodiversidad a través de la Política Agraria Común.

“La deriva prohibicionista de una Comisión Europea cada vez más plegada a las demandas e imposiciones del ecologismo y totalmente alejada del mundo rural nos pone frente a una situación límite por la que los cazadores andaluces no estamos dispuestos a pasar: vamos a luchar con toda nuestra fuerza y argumentos contra este nuevo intento de acabar, sin argumentos, contra nuestra actividad” declara José María Mancheño, presidente de la FAC, quien añade que “acabar con la caza de la perdiz roja significaría condenar a esta especie a su desaparición; los cazadores son los únicos que invierten recursos y esfuerzo en su conservación y la de sus hábitats”.