Un esquiador se encuentra con una manada de lobos tras salirse de pista

¿Lo compartes?

 

Janveer Sandhu logró escapar de los lobos, pero ha tenido que pagar un precio por salvar su vida: sufre un severo estado de congelación en sus pies después de huir descalzo y pasar la noche subido a un árbol.

6/4/2016 | Redacción JyS

El incidente tuvo lugar durante los cinco días de vacaciones que Janveer Sandhu pasaba en Bansko (Bulgaria) en el mes de febrero. Sandhu, experto esquiador de 30 años, se encontraba en una pista de categoría negra –sólo apta para expertos– cuando vio que se terminaba la señalización y acabó yéndose fuera de pista hacia un bosque cercano. Al final chocó contra un árbol, “no perdí el conocimiento, pero sí que me quedé en shock. Me salía sangre de la nariz”, ha narrado Sandhu al Daily Mail.

Fue entonces cuando vio tres lobos dirigirse en su dirección. “Después de chocar me dirigí colina abajo, pero al ver a los lobos di media vuelta hacia arriba”, narra al citado diario. “Tuve que volver a subir durante 45 minutos, pero era muy difícil. La nieve me cubría hasta la cintura. Todavía tenía las botas puestas, así que decidí quitármelas para ganar velocidad. No pensé en mis pies, solo quería salvar mi vida”.

“Entonces me dí cuenta de que cada paso que daba hacía más difícil que me encontraran los servicios de rescate y decidí trepar a un árbol donde pasar la noche protegido de los lobos. Comí nieve porque estaba sediento”, explica al diario británico. Esa misma noche, Sandhu vió las luces de los equipos de rescate buscándole, pero estaba demasiado lejos para que escucharan sus gritos y su móvil no tenía cobertura.

Al amanecer bajó del árbol y caminó durante dos horas hasta que encontró una carretera donde fue recogido por una familia. Entonces le llevaron a un hospital de Sofía, donde los médicos trataron de evitar cortarle las piernas que se encontraban en un severo estado de congelación. En cuanto pudo volar volvió a Ilford, su ciudad de residencia en Inglaterra, donde ahora lucha por no perder sus dedos de los pies.

 

Un esquiador se encuentra con una manada de lobos tras salirse de pista
Valora este artículo

¿Lo compartes?

One comment

  1. 0
    kiko says:

    Tremenda historia ¡¡¡¡ pero si no hay cobertua y si hay bateria, el movil tiene luz y de noche mejor, no se lo mismo tambien lo intentó y no dio resultado…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *