fbpx

El rehalero del polémico vídeo habla: «hice todo lo que pude por salvar a los perros»

Jara y Sedal

Jara y Sedal ha hablado con Rosado, el rehalero del polémico vídeo en el que 12 perros y un venado se despeñan y que los animalistas no paran de compartir y por el que han llegado a amenazarlo de muerte a través de las redes sociales. 

rehala
Varias perros de una rehala durante una montería española. / Foto: JyS

19/11/2018 | Redacción JyS
El sector de la caza se ha visto vapuleado en las redes sociales a raíz de que se publicaran este fin de semana unas duras imágenes de un agarre donde varios perros y un ciervo caen por un acantilado. Ha sucedido en la finca El Hornillo, en Herreruela (Cáceres). Jaraysedal.es ha podido hablar con el propietario, Rosado, un rehalero que reside en La Roca de la Sierra (Badajoz) que ha visto cómo las imágenes del accidente han provocado que le amenacen incluso de muerte. 
«Me han llegado a decir que saben dónde vivo y que van a venir a matarme», nos cuenta Rosado, quien se muestra triste ya que era él el primer interesado en que sus perros no sufrieran un accidente como el de este fin de semana en El Hornillo. «Escuché la ladra a uno seiscientos metros y corrí todo lo que pude entre el monte hasta que llegué a su altura. Estaba muy cansado e intenté rematar al ciervo que habían cogido los perros lo más rápido posible aunque en ese momento no era consciente del barranco que había detrás».
Rosado dice que desde su posición era imposible ver lo que había detrás del ciervo. «El suelo estaba mojado, era resbaladizo y podía caerme. Intenté agarrar el ciervo de la cuerna para intentar tumbarlo y rematarlo para que no sufriera y fue cuando cayó. Menos mal que no me agarré a sus cuernas, si no habría caído con él. El sonido del animal al caer en el barranco fue lo que me hizo darme cuenta de lo que había más allá, e intenté salvarlos a toda costa».

Lamentablemente un perro murió y otro resultó herido

Tras la caída del ciervo y ver que algunos perros también se habían despeñado, el rehalero intentó saltar para salvarlos. «El montero que había enfrente comenzó a gritarme y decirme que me iba a matar si saltaba por ahí. Habían unos 25 metros». Finalmente se lanzó por una parte con menor altura: «bajé por sitios muy difíciles, aún no sé ni cómo llegué. Podría haberme matado yo también». Cuando descendió «unos 8 o 10 metros», llegó hasta el lugar donde encontró a Faroles, un podenco ibicenco que murió y a Ligero, un dogo argentino, malherido. «El resto de animales salieron ilesos. Es mentira eso de que hayan muerto doce, como han publicado en la televisión», asegura. 
En ese momento Rosado y un compañero sacaron al dogo del monte hasta una zona accesible donde pudiera atenderlo un veterinario. «El domingo volví a a verlo y tengo que volver mañana. Continúa ingresado pero está mejor», nos cuenta el rehalero. Asegura que aunque las heridas fueron graves y el perro posiblemente no pueda volver a cazar, «saldrá adelante. Me aconsejaron sacrificarlo, pero no lo voy a hacer». 

Animalistas difunden su imagen en redes sociales y le amenazan de muerte

Las dimensiones que ha tomado la difusión del vídeo han sido tales que cientos de animalistas difundían esta mañana la imagen del perfil de Facebook de Rosado para que fuera insultado. «Me han llegado a decir que saben dónde vivo y que van a venir a matarme. Que soy un asesino y que la culpa es mía», nos cuenta el rehalero, quien ha asegurado a Jaraysedal.es que guarda «los pantallazos» de estas personas para denunciarlo ante la Guardia Civil.