El gobierno central trata de "imponer" la licencia deportiva única en toda España