fbpx

Detenido un matrimonio por estafa a cazadores vendiendo puestos para monterías falsas

La presunta estafa a cinco personas por un importe total de 6.000 euros se destapó con la denuncia presentada por un cazador de Novelda (Alicante).

montería
Foto: Guardia Civil

La Guardia Civil de Alicante ha detenido en Mota del Cuervo (Cuenca) a un matrimonio acusado de haber estafado, presuntamente, a cinco cazadores por venderles plazas falsas para una montería que, supuestamente, iba a celebrarse en una finca cinegética, de la que los sospechosos se hacían pasar por sus dueños.

A la pareja, que ha quedado en libertad con cargos, a la espera de juicio, se le imputa la autoría de cinco presuntos delitos agravados de estafa por un montante total de 6.000 euros. Además, al hombre se le atribuyen otros dos delitos de usurpación de estado civil por, presuntamente, aportar datos falsos de su identidad.

Se anunciaban en portales de Internet

Según ha informado este martes el instituto armado en un comunicado, los sospechosos se anunciaban en portales de internet como propietarios de fincas de caza y cobraban la reserva de puestos de montería.

Agentes del Equipo ROCA de Ibi (Alicante) de la Guardia Civil, especializados en delitos cometidos en el ámbito rural, han esclarecido esta estafa, de la que han sido víctimas cinco personas aficionadas a la caza de Madrid (2), Alicante, Valencia y Cáceres.

La investigación comenzó el pasado mes de febrero tras la denuncia interpuesta por un cazador alicantino en la Guardia Civil de Novelda (Alicante).

El denunciante manifestó que pagó mil euros en concepto de reserva de una plaza para una montería que en teoría iba a tener lugar en una finca de Ciudad Real en enero pasado (antes de la declaración del estado de alarma por la crisis sanitaria de la covid-19). Sin embargo, pasado el tiempo, ni se celebró la montería, ni el perjudicado supo más de su dinero.

Podrían haber usado el buen nombre de una finca para vender unos puestos que no tenían

Los agentes se pusieron en contacto con el verdadero responsable de seguridad de esa parcela y averiguaron que también había sido víctima de la estafa, pues quien puso el anuncio de la venta de las plazas para esa montería lo hizo sin su consentimiento y usando el buen nombre de la explotación.

Más tarde, los investigadores localizaron a cuatro cazadores más que habían sido engañados por las mismas personas, a través de anuncios falsos publicados en una página web. A todos se les pedía una señal de poco más de mil euros por la reserva de la plaza, que, según ellos, costaba 2.400 euros.

Tras varios meses de análisis de los documentos aportados, con la dificultad añadida de que en su mayoría incluían datos falsos, se logró determinar la filiación real de los dos presuntos autores de las estafas: un matrimonio residente en Mota del Cuervo, que fue arrestado el pasado sábado y luego quedó en libertad con cargos.

Deja una respuesta