fbpx

Corzos en celo en Alemania, el último vídeo de Pablo Ortega

'Entre el pardo y el rojo', así se titula la última pieza audiovisual en relación al corzo del conocido cazador y divulgador cinegético Pablo Ortega.

corzo

Hace más de una semana que los corzos son el objetivo primordial del cazador nacional. Ahora, con el campo verde y blando después de las últimas lluvias reparadoras, nuestros montes se llenan de enamorados del duende que buscan con ahínco meter en el visor el corzo de sus vidas. Esta actitud, noble en la inmensa mayoría de las ocasiones, no debe hacernos olvidar el mantra que muchos cazadores, entre los que orgullosamente me incluyo, se repiten en cada una de sus salidas: el lance y la experiencia están muy por encima del trofeo.

Pablo Ortega, conocido cazador, escritor, divulgador de temas de caza y experto en corzos es uno de los máximos exponentes de esta tendencia. El último vídeo publicado en su canal de Youtube deja a las claras su forma de entender la caza y condensa en tan sólo 12 minutos la emoción indescriptible de la caza de corzos en época de celo.

Caza de corzos con reclamo

Mientras el mes de agosto en España es sinónimo de estiaje extremo, en otros lugares de Europa el campo estalla en un verde reventón que nada tiene que ver con los agostados campos castellanos. Este es el caso de la comarca alemana del Alto Danubio, lugar de grabación de las imágenes que vas a ver a continuación.

Hasta allí se desplazó Pablo Ortega en agosto de 2021 con la intención de cazar corzos al reclamo. Esta modalidad tiene tintes de arte en Alemania y muchos cazadores y guías son auténticos expertos capaces de atraer con sus llamadas a los machos más curiosos.

En busca de un corzo selectivo

El primer encuentro no se hizo esperar. Cazador y guía esperaban desde un puesto elevado estratégicamente ubicado en un pinar y al que hay que llegar en silencio y con el aire a favor. Pronto observaron un macho que perseguía encelado a una hembra.

El guía lanzó entonces varias llamadas de queja atrayendo a la carrera a un joven macho. Tras una rápida valoración ambos determinaron que se trataba de un ejemplar sin demasiado futuro y Pablo apretó el gatillo. El animal quedó sobre sus huellas, sin percatarse de qué es lo que había sucedido. Una muerte limpia y honrosa.

corzo 1
El primer corzo cazado: un ejemplar joven, sin demasiada fuerza. © Pablo Ortega

El cobro de toda una vida

A primera hora de la tarde se colocaron en otra torreta para aprovechar los momentos de celo. Entre hayas y helechales apareció otro animal joven pero defectuoso. Carecía de puntas traseras por lo que Pablo disparó sin dudar. El animal acusó el impacto, pero desapareció a la carrera. Dos horas después y gracias al espléndido trabajo de un sabueso de Baviera, pudieron dar con el corzo en el fondo de un valle.

corzo 2
El último corzo recién cobrado por el Baviera. © Pablo Ortega

El vídeo se cierra con una frase de su autor: «El valor de un trofeo de caza radica mucho más en su mágica capacidad de evocación de una vivencia personal en el campo que en su tamaño o puntuación objetivo».

Sin lugar a dudas un documento ejemplar y didáctico que muestra de primera mano cómo se cazan estos animales en Centroeuropa y que quiere poner en valor el lance, dejando en segundo plano la tan extendida ‘trofeitis’ que hoy se impone. Aquí tienes el vídeo.

YouTube video