fbpx

Cinco rifles perdidos a la intemperie y rescatados al cabo del tiempo

Jara y Sedal

Los rifles que a continuación te mostramos tienen una peculiaridad: fueron olvidados por sus dueños en medio del monte, y los recuperaron tras un largo periodo de tiempo. Algunos incluso seguían funcionando a pesar de los daños exteriores sufridos por las inclemencias meteorológicas. Estas son sus historias.
30/9/2016 | Redacción JyS

Winchester 1873, casi un siglo a la intemperie

rifle-winchester
Este rifle de 134 años de antigüedad fue encontrado por unos arqueólogos que estaban en el Parque Nacional Great Basin en Nevada realizando unas investigaciones acerca de los indios nativos. El arma, que estaba apoyada en un árbol, ha sufrido el paso y las inclemencias del tiempo. Por ello, la madera de la culata está rajada y el cañón oxidado.
Según Nichole Andler, un oficial de información pública de Parque Nacional no se sabe con exactitud los años que ha podido permanecer el rifle a la intemperie. Lo que sí es cierto y constatable es que se fabricaron más de 700.000 unidades de este modelo entre 1873 y 1916; y solo en 1882 se fabricaron y enviaron a otros lugares 25.000.

Tres años y medio olvidado en Alaska

1-edit
Un cazador de alces perdió este rifle después de caer en un arroyo en el delta del río Copper en Alaska. El arma fue encontrada en un dique de castores 3-1 / 2 años más tarde por un amigo de la caza de la misma cuadrilla.

Sobrevivió 11 años a 1220 metros de altura en Idaho

2-edit
Este Weatherby Mark V fue encontrado a 1220 metros de altura. Los descubridores lo llevaron a una tienda de artículos deportivos en la que el dueño pudo identificarlo; era el rifle que había perdido en un viaje de caza hacia 11 años. El visor Leupold 2-7 que estaba montado sobre el arma se encontró dañado por fuera, pero aun así se comprobó que funcionaba a la perfección.

Ocho meses extraviado y lo encuentran a siete kilómetros río abajo

rifles perdidos
Tras un accidente con una balsa durante el descenso del río Grande en Oregon, el dueño de este rifle lo perdió de vista. Ocho meses después, cazando la misma zona, lo encontró a 4,5 millas río abajo del lugar donde se produjo el suceso. El visor Vari-X II que montaba entonces aún funcionaba después de todo ese tiempo bajo los efectos de la naturaleza.

Más de dos años en un puesto en Georgia

4
Este Ruger 77 se encontró en un puesto cerrado en el sur de Georgia por un cazador que había estado en el mismo lugar hacía dos años. Aún no se ha podido saber quién es el propietario. Lo que sí se sabe es que el visor Leupold 3-9 que tenía montado, todavía funciona a la perfección.

Deja una respuesta