fbpx

Un ciervo mata a un cazador que lo había alcanzado con su flecha

Un cazador ha muerto en Oregón (Estados Unidos) después de que un ciervo canadiense o wapití al que disparó con su arco el pasado sábado lo corneara en el cuello.

Edu Pompa

Mark David, de 66 años, disparó a un ciervo canadiense con su arco el pasado sábado 29 de agosto. El hombre había estado cazando en una propiedad privada en el condado de Tillamook, Oregón, cuando localizó al animal, que disparó y dejó herido. David intentó pistear al animal, pero no tuvo éxito ya que se le hizo de noche.

Al día siguiente, domingo 30 de agosto, el cazador volvió a salir en busca del ciervo herido junto con el propietario de los terrenos. Según la Policía del estado de Oregón, aproximadamente a las 9:15 horas localizó al animal y trató de rematarlo con el arco. Fue en ese momento cuando el wapití cargó contra David y lo corneó en el cuello.

Según han informado medios locales, el hombre que acompañaba al cazador intentó salvar su vida por todos los medios, pero Mark había sufrido heridas muy graves que le provocaron la muerte.

Otro cazador murió atacado por un ciervo en similares circunstancias

El pasado mes de octubre un cazador ha muerto en el estado de Arkansas, en Estados Unidos, debido a las heridas y cornadas provocadas por un ciervo al que acababa de disparar. El hombre fue encontrado malherido en un bosque de la zona y murió horas después, según informó entonces la CNN.

Según le dijo la policía a la cadena estadounidense, el hombre también de 66 años de edad le había disparado a un ciervo y, al ir a rematarlo, éste lo embistió y le propinó fortísimas heridas. EL cazador llamó entonces a su sobrino, que fue quien lo encontró tirado en el suelo tras el percance.

Cuando los médicos llegaron le quedaba poca vida y murió en el trayecto al Hospital, según contó la Comisión de Caza y Pesca de Arkansas. Un posible ataque cardíaco posterior también pudo ayudar al desenlace fatal del cazador, según apunta la cadena.

«Tengo entendido que no habrá una autopsia, por lo que es posible que nunca sepamos lo que realmente sucedió», dijo Keith Stephens, jefe de comunicaciones de la Comisión de Pesca y Caza de Arkansas, que investigó la muerte de Alexander.

Deja una respuesta