fbpx

Cazadores de un pueblo de Málaga sofocan un incendio antes de que lleguen los bomberos

«Mientras muchos disfrutan de un buen día de playa o piscina, cazadores y agricultores de Almargen han dedicado la mañana a frenar un conato de incendio», recordaba la FAC.

Los cazadores sofocan el incendio agrícola. © S. C. A.

Sin duda, los cazadores son grandes guardianes del entorno natural, de la fauna silvestre y de la flora. Esto es algo que se pone de manifiesto año tras año, cuando los cotos y sociedades de caza se implican con éstas gastándose sus propios fondos en conservarla… y dedicando su tiempo libre por y para ella.

Este ejemplo lo han vuelto a ofrecer miembros de la Sociedad de Cazadores de la localidad malagueña de Almargen, que tal y como ha publicado la Federación Andaluza de Caza a través de sus redes sociales, han acudido a apagar un fuego originado en una explotación agraria de la zona durante la práctica de la cosecha. «Mientras muchos disfrutan de un buen día de playa o piscina, cazadores y agricultores de Almargen han dedicado la mañana a frenar un conato de incendio en el campo», recordaba la FAC en su página de Facebook.

Según ha detallado en declaraciones a Jara y Sedal Miguel Ángel Galán, secretario del coto de caza andaluz, él se encontraba en el municipio cuando recibió la llamada del agricultor: «Al primero que me llamó fue a mí, porque sabe que los cazadores del municipio tenemos buena capacidad de movilización».

Por eso citó presto a varios miembros más del coto, que acudieron a la llamada de auxilio del agricultor: «El hombre estaba segando el trigo y, al lado, tenía una empacadora que provocó el incendio. Rápidamente cogimos unos extintores, fuimos para el lugar y con lo que pudimos lo apagamos». Tras ello, llegaron dos cambiones de Bomberos de Campillos (Malaga) y El Saucejo (Sevilla) para terminar de extinguir el incendio, junto a la Guardia Civil.  

Galán, secretario de un coto con 5.500 hectáreas, explica que también concejales del Ayuntamiento del municipio malagueño ayudaron a la extinción del fuego.

Otro gran gesto en pro de la fauna de esta sociedad… ¡en pleno día de Nochebuena!

perdiz

Ya el año pasado, en plena Nochebuena, estos cazadores dieron otra lección de ecologismo ayudando a las perdices, marcando las siembras que servirían de refugio a las perdices en los próximos meses. Así lo hicieron.