fbpx

Revientan la puerta de la casa de un cazador y le roban siete pointer: ahora pide ayuda para encontrarlos

Varios individuos entraron a la casa de campo de este cazador en la madrugada del pasado lunes y le robaron sus siete perros pointer que utiliza para la caza menor. Ahora, lanza un llamamiento para recuperarlos.

Javier Fernandez-Caballero

El cazador valenciano Vicent Garsó se encuentra «destrozado». La noche del domingo al lunes, unos individuos entraron en su casa de campo con fuerza y le robaron los siete perros de raza pointer que utiliza para sus jornadas de caza menor en las cercanías de la localidad de Xátiva. «Estoy pasando unos días terribles, ni me lo creo, me duele mucho», confiesa a Jara y Sedal el cazador afectado.

Garsó ha denunciado los hechos este lunes 30 de noviembre ante el cuartel de la Guardia Civil de la localidad: «Ocurrió en una casa de campo que tengo en las afueras de Énova, cerca de Xátiva. Reventaron la puerta de la casa y se llevaron los pointer, que estaban en sus departamentos». Tenían entre dos y cuatro años de edad y tenían todas las capas características de esta raza de perros: negra y blanca, naranja y blanca…

«Los he criado desde pequeños, unos han nacido en casa y otros los compré. La Guarda Civil ya ha dado aviso a los veterinarios por si a alguien se le ocurre ir a microchiparlos en los próximos días y estoy a la espera de que me digan algo», explica a Jara y Sedal el cazador valenciano, que ha visto cómo casi 2.000 compañeros del mundo cinegético han compartido la publicación a través de Facebook. De hecho, hace unos meses sufrió otro robo y la Guardia Civil logró recuperar a sus perros.

«Todo el mundo aporta su granito de arena como puede y les estoy muy agradecido», admite Garsó, que pide ayuda por si alguien sabe algo del paradero de los pointers: «Si alguien tiene alguna pista que me avise en este número de teléfono: 670 00 36 21».

Roban seis galgos a un cazador toledano y la Guardia Civil intercepta tres en una furgoneta camino a Badajoz

Roban seis galgos a un cazador toledano y la Guardia Civil intercepta tres en una furgoneta camino a Badajoz
Antonio Maestre y su nieto en una jornada de caza con algunos de los galgos robados. / A.M.

Antonio Maestre, cazador afincado en Yuncos (Toledo) de 63 años y aficionado a la caza con galgo desde los 14, se quedaba el pasado mes de julio sin un solo perro. «Llegué por la mañana a la parcela donde los tengo y no me habían dejado ni uno», cuenta a Jara y Sedal sobre el robo que sufrió. Horas más tarde, mientras denunciaba el hecho en el cuartel de la Guardia Civil de Illescas, uno de los agentes le comunicaba que habían interceptado una furgoneta en Talavera de la Reina con tres galgos robados. Eran algunos de los suyos. Más información aquí.