Un cazador pierde numerosos décimos de lotería y dinero pero recibe una llamada inesperada

Comparte con tus amigos










Enviar

La entrañable historia demuestra que aún queda gente con buen corazón. Una llamada inesperada cambió el día de un cazador de As Pontes, en A Coruña. 

24/12/2018 | Redacción JyS

lotería
Décimos de lotería. / EFE

Una llamada inesperada cambió el día de un cazador de As Pontes, en A Coruña, que perdió una cartera en una carretera cercana a la localidad gallega. Fue un fotógrafo de la región, de nombre Miguel Muñiz, quien encontró antes del Sorteo del pasado 22 de diciembre la cartera con numerosos décimos, así como números de la Bonoloto y dinero en metálico.

Tal y como ha informado la agencia Efe y han recogido varios medios de comunicación, «en la carretera observó la presencia de esta cartera y decidió bajar del coche; entonces fue cuando comprobó que contenía lotería así como billetes que, por el viento, habían empezado a salir disparados». Entonces los recogió hasta sumar la cantidad de 120.

Poco después el fotógrafo contactó con el propietario de la cartera y le hizo llegar por correo los objetos perdidos, incluida la lotería. El cazador agradeció el gesto entregándole 80 euros en décimos. Además, da la casualidad de que el 67.774, un cuarto premio del sorteo extraordinario, se haya vendido en As Pontes y que según sigue recogiendo Efe este fotoperiodista todavía no sabría si uno y otro han resultado agraciados. «Ojalá, sería un bonito reportaje, pero no creo», ha añadido a la agencia.

Cazadores de Toledo ya ganaron 750.000 euros de «El Niño»

Localidad manchega de Los Yébenes. / Turismo CLM

En 2014 también fue noticia en Jara y Sedal la lotería, pues la alegría inundó a unos cazadores de Toledo que ganaron 750.000 euros de «El Niño». En aquella ocasión , la serie premiada (diez décimos) del 69.362 fue vendida íntegramente el 7 de diciembre, sábado, cuando faltaba un mes para celebrarse el sorteo.

Ese fin de semana, un grupo de cazadores se encontraba en Los Yébenes para participar en una montería el domingo. Uno de ellos, vecino de Madrid, se acercó al despacho de loterías para comprar algún décimo del Sorteo del Día de Reyes, puesto que «para el extraordinario de Navidad ya llevaban muchos números», recordaba Teresa Piqueras. El 6 de enero de aquel año la sorpresa se adueñó del grupo cuando conocieron que su número había sido premiado.

Comparte con tus amigos










Enviar

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here